Reino Unido, aislado por temor a la nueva cepa

La OMS descarta que la nueva variante del coronavirus descubierta en Londres, que se propaga más rápidamente, esté fuera de control

El Reino Unido entró ayer en un creciente aislamiento por temor a la nueva cepa del coronavirus, con numerosos países en Europa y en todo el mundo que suspendieron sus vuelos con Londres y cerraron a los británicos sus fronteras, con la incógnita de si las vacunas podrán hacer frente a esta nueva mutación.

El bloqueo es especialmente dramático en los accesos al eurotunel por el paso de Dover, con miles de camiones parados, muchos de ellos españoles. Y lo mismo ocurre al otro lado del Canal de la Mancha, en la entrada de Calais, en el norte de Francia.

Francia ha sido de los primeros países en cerrar sus conexiones con el Reino Unido, pero poco después lo hacían Alemania, Italia, Bélgica, Rusia, Suiza, Irlanda, Polonia y los Países Bálticos, y a media tarde se sumaban España y Portugal.

Con todo, el aislamiento por tierra de Inglaterra, Escocia y Gales o el cierre a los aviones del Reino Unido no ha podido impedir que la nueva cepa se extienda, al menos por ahora a Dinamarca, Australia o Gibraltar, colonia británica en territorio español en donde al menos se ha detectado un caso.

Para complicar la situación, Sudáfrica comunicó que detectó también una nueva variante del coronavirus, diferente a la que contagia la enfermedad en el sur del Reino Unido. De nuevo numerosos países, como Alemania, Suiza, Turquía, Israel o Arabia Saudí han suspendido también vuelos a Sudáfrica.

El Gobierno británico comunicó el lunes 33,364 nuevos contagios de coronavirus en veinticuatro horas. Los nuevos datos indican que las infecciones se han disparado un 54.8 % en los últimos siete días, lo que corroboraría la idea extendida de que la nueva variante se transmite supuestamente con mayor facilidad.

Mientras se sucedían ayer los cierres de fronteras en torno al Reino Unido, los estados de la Unión Europea han decidido no cerrar las fronteras interiores del denominado espacio Schengen

En América, Argentina, Chile, Perú y Colombia han sido los primeros países latinoamericanos que han suspendido las rutas aéreas con el Reino Unido, dentro de los ´casi 30 países que han adoptado medidas al respecto. Con todo, ni Brasil ni México, los países más poblados de la región y más atacados por la covid-19, han tomado ningún paso al respecto, aunque lo estudian. Canadá ha suspendido por 72 horas la llegada de vuelos procedentes de la antigua metrópoli.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que no hay ninguna evidencia de que la nueva cepa o variante del coronavirus identificada en el Reino Unido cause una infección más grave o afecte a la eficacia de los test de diagnóstico y vacunas disponibles.

“La nueva variante del coronavirus descubierta en el Reino Unido, que se propaga más rápidamente, “no está fuera de control”, afirmó ayer la OMS, que pidió que se sigan aplicando las medidas sanitarias que ya demostraron su eficacia.

Los casos detectados de coronavirus en todo el mundo llegaron ayer a 75.4 millones, con 1.6 millones de muertes, después de que el domingo día 20 se alcanzara una cifra récord de contagios diarios en el planeta (808,000) y el sábado 19 se notificara el máximo número de muertes en una jornada, 13,300.

Texto e infografía: Efe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *