Remakes y cosas que se niegan a morir

Por Juan Esteban Méndez

Mae Govannen estimados lectores, en esta semana se sumaron varias noticias que involucraban varios regresos -esperados y no tan esperados- de franquicias de la cultura popular, dentro de las reacciones mixtas con las cuales las redes sociales se vieron envueltas nos hacemos la verdadera pregunta: ¿realmente esos movimientos manejan con astucia con respecto a sus franquicias? ¿O solo importa el dinero?

Las franquicias involucradas con estas noticias son: Shrek, el Gato con Botas y las series de The Walking Dead y Breaking Bad.

Con respecto a la primeras dos franquicias, vieron sus inicios en el cine, tomando especial énfasis a “Shrek”, que comenzó como un discurso en contra de Disney, mofándose de todos los elementos fantásticos de las historias de fábulas y reinventando la típica historia de cuento de hadas.

El encargado de revivir estas franquicias es Chris Meledandri, quien concibió a “Mi Villano Favorito” y “los Minions”, quienes realmente han sido la gallina de los huevos de oro de la compañía Illumination, y ahora a casi 20 años del estreno original ¿es necesario reintroducir la franquicia a generaciones nuevas? La verdad es que no. Lo que realmente se descubre en esta decisión es la falta de apertura para crear historias nuevas o del afán de mantener viva una franquicia cuyo ciclo de vida ha acabado.

Mismo destino sucede con The Walking Dead, serie de horror de la compañía AMC que ha bajado su nivel de aceptación a niveles críticos y donde la historia no ha concebido un rumbo definido, con 3 películas anunciadas con su eterno protagonista Rick Graimes cuando la serie no tiene un aparente final ¿hasta cuando será suficiente el egoísmo económico de una empresa por exprimirle a una franquicia su potencial?

Afortunadamente para Breaking Bad, serie multipremiada y que hace 10 años empezó con su emisión y terminó con honor y gloria, su película la cual ha sido anunciada y sin ninguna información adicional prepara el camino para determinar qué tratamiento le otorgan y que futuro tienen estas producciones sin esperanza de despedirse para siempre, sin darle oportunidad celosamente a nuevos talentos, propuestas y visiones con afán de revolucionar la industria.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: