Capacitadores del INE reciben amenazas de muerte

La consejera María Elena Solís Flores pide a la ciudadanía respetar el trabajo que los funcionarios del ente electoral hacen en pro de la democracia

En el marco de la sesión ordinaria del Consejo Local del INE, se reveló que, en el ejercicio de sus funciones, capacitadores asistentes electorales han sido objeto de agresiones verbales y hasta amenazas de muerte.

“Hemos observado con preocupación actitudes violentas hacia el personal del INE, desde personas que se rehúsan a proporcionar información, algunas que acuden a tramitar su credencial para votar y agreden verbalmente a quienes les atienden; individuos que intimidan a personal que acude a hacer verificaciones en sus domicilios, o los agreden incluso con amenazas de muerte, como tuvimos un caso en el distrito 3 en Mérida, o peor aún, un caso de un ciudadano que con cuchillo en mano intimidó y amenazó a un capacitador asistente electoral en el distrito 4” , indicó la consejera María Elena Solís Flores

Ante esta situación, hizo a la ciudadanía la siguiente petición:  “No perdamos de vista que las y los verificadores, capacitadores asistentes electorales,  son personas que están haciendo un trabajo duro, que tienen que caminar bajo el sol, quizá por la democracia, pero todas y todos para llevar dinero a sus hogares de una manera honesta, en una situación económica muy difícil que vivimos en estos tiempos de pandemia. Construyamos todas y todos esta democracia en forma pacífica, defendiendo con pasión nuestras convicciones pero nunca con violencia. Si recibes la visita de una funcionaria o funcionario del INE, respeta y contribuye con lo que tu país requiera de ti como ciudadana y ciudadano”, apuntó.

En la sesión se informó que, a pesar de que por la pandemia en un principio hubo cierta resistencia de la ciudadanía para  permitir que en sus predios se instalen casillas, se logró antes de que venciera el plazo establecido tener listos los espacios para instalar hasta 2 mil 814 centros de votación.

Por ajustes en el listado nominal, para los comicios del próximo seis de junio solo se instalarán 2 mil 794 casillas en Yucatán, de las cuales, el 70% estará en escuelas, el 19% domicilios, 4% en oficinas públicas y el 7% en lugares públicos.

Se requerirán para atenderlas a 25 mil 146 funcionarios, pero hasta hoy que finalizó la primera etapa de notificación, se cuenta con un listado de 50 mil 214 personas que ya  han aceptado ser funcionario de casilla además han recibido una primera capacitación.

Por su parte, la consejera Araceli García,  vocal de organización electoral, informó que serán 15 las casillas especiales que se están proponiendo instalar en el estado en esta elección. En cada una se contará con un millar de boletas para cada una, tanto de elecciones federales como locales.

En cuanto a las casillas extraordinarias, que se instalan en lugares donde se hace difícil el acceso a lugares de votación por cuestiones geográficas de infraestructura y socio culturales, se reporta un incremento por el crecimiento de la población, principalmente de Mérida y Kanasín.

“En el proceso electoral 2017-2018 se atendieron a 25 mil 370 personas con 49 de estas casillas, mientras que ahora serán 61 mil 149 en 107 Casillas extraordinarias”, explicó.

Finalmente, el consejero presidente del consejo local del INE, Fernando Balmes Pérez, recalcó que las personas que tienen la certeza de estar enfermas de covid-19 violarían la ley si a sabiendas acuden a votar

“Desde el punto de vista jurídico están violando la ley,  porque son portadores de un virus que puede dañar la salud de la comunidad, por lo tanto esas personas no deben salir a votar”, dijo

El funcionario reiteró que se tomarán todas las medidas sanitarias para proteger tanto a los funcionarios de casilla como a quienes acudan a ejercer su voto.

Texto y foto: Manuel Pool Moguel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *