Reprueban pleito entre políticos del PRI y PRD

Los pobladores exigen un castigo ejemplar para Díder Collí, la Múcura, un colaborador de Juan Martín “el Júnior”, por discutir y luego golpear a perredista 

OXKUTZCAB.- Los lamentables hechos de violencia en el cual se vieron involucrados Dídier Collí, “la Múcura”, un colaborador del candidato del PRI a la alcaldía de Oxkutzcab, Juan Martín “el Júnior” y un simpatizante perredista, Herber Magaña fue reprochado por la sociedad.

Además se espera que tanto el PRI como el PRD se pronuncien al respecto, que se dé a conocer las sanciones porque los partidos requieren de personas con madurez política, no de provocadores y personas violentas.

Incluso, en las redes sociales, los seguidores del “Júnior”, intentaron defender al agresor, estrategia para desviar la atención cuando todo acto de intimidación debe ser condenado.

Cualquier tipo de violencia verbal, en las redes o física, así como de denigración hacia las personas por su físico, por su militancia partidista o por su creencia es clara muestra de una sociedad intolerante que recurre a la agresión verbal y física para imponerse a los demás, como clara muestra de una actitud sociópata de quienes actúan de esa manera.

El pasado viernes en la noche el sujeto de nombre Herber Magaña, quien se retiró de una reunión pasada la medianoche en la colonia la Ermita al pasar enfrente de la casa de el quien es señalado como agresor Didier Collí éste  lo intercepta y lo reta y sin avisar propinó golpes. El sujeto fue separado por sus propios familiares.

Trascendió que el sujeto agredido, quien es simpatizante del PRD, tampoco es una blanca palomita pero eso no justificaba su agresión de parte del otro sujeto.

De hecho, el silencio del candidato del tricolor es tomado por sus seguidores como aprobación, aunque eso no lo sea. En los candidatos recae la responsabilidad de frenar esta violencia para que si alguno de los seguidores o colaboradores cercanos a ellos no sean protagonistas de hechos reprobables de violencia que después justifiquen a manera de fanatismo partidista.

Texto y foto: Bernardino Paz

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *