Restauranteros afirman que están casi en la ruina

En rueda de prensa, los empresarios aseguran que debido a las restricciones por el covid-19 varios negocios del ramo están a punto de desaparecer, por lo que piden a las autoridades certidumbre.

Restauranteros tradicionales afirmaron que se encuentran en una situación económica muy difícil, debido a las restricciones por la pandemia, y muchos están a punto de desaparecer como es el caso de “La Susana Internacional” de Kanasín o el tradicional restaurante “Nicté Há”, que, ubicado a unos pasos del Palacio de Gobierno, desde hace más de 50 años es un referente en la cocina tradicional yucateca.

Ante esta situación, propietarios de diversos restaurantes convocaron a una rueda de prensa en la que dieron a conocer los problemas por los que atraviesan para mantenerse a flote y solicitaron una entrevista con el gobernador Mauricio Vila Dosal, para que juntos puedan encontrar soluciones a esta compleja situación que está acabando con lo logrado tras muchos años de esfuerzo y trabajo. Las ventas, señalaron, descendieron hasta en un 80 por ciento para este sector, ante lo que inclusive algunos restaurantes botaneros, han tenido que adaptarse y ofrecer desayunos con tal de tener un poco de ingresos y de esta manera no tener que prescindir de sus empleados.

Tal es el caso de Edgar Miranda Morales, propietario de “El Mesón Yucateco”, restaurante bar en el que se realizó la rueda de prensa a la que acudieron dueños y gerentes de restaurantes, en la que Fernando Antonio May, propietario del Restaurante “El Rey Camarón”, recordó que ellos dan trabajo a meseros, garroteros, chefs y cocineros que ahora pasan un momento complicado derivado de las restricciones que reconocen son necesarias para evitar contagios.

Mónica Martínez, propietaria de “El Mesón Yucateco Sur”, destacó que en estos momentos el panorama es incierto, especialmente para negocios que dependen de la venta de bebidas alcohólicas como los botaneros.

“Hay muchas personas que están batallando por esta situación, solo queremos que nos dejen trabajar; contamos con todos los protocolos de salubridad. No queremos cerrar como los demás compañeros que han perdido la batalla”, subrayó.

Por su parte, Manuel Herrera, gerente del Restaurante “El Nuevo Oasis”, destacó que varios compañeros hicieron una inversión fuerte para adquirir los implementos para cuidar de las medidas sanitarias como tapetes con líquido desinfectante, termómetros tipo pistola y aplicación de gel y finalmente después de unos días se dio la orden de dejar de expender nuevamente bebidas alcohólicas, por lo que pidieron certidumbre en la toma de decisiones.

Texto y foto: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *