Revista de arqueología está en la incertidumbre

En medio aún de las celebraciones por los 25 años de su fundación, cumplidos en octubre pasado, la revista Arqueología Mexicana navega en la incertidumbre que los cambios del gobierno de la Cuarta Transformación han causado en el campo cultural, debido a los recortes presupuestales y la falta de una política de Estado.

Al hablar sobre los orígenes de la publicación, sus cambios para adecuarse al mundo actual que demanda la digitalización de contenidos, sus planes a futuro y la forma en la cual abordará el tema del V centenario del encuentro entre Moctezuma y Hernán Cortés, su directora María Nieves Noriega de Autrey apela al gusto del gran público por su pasado prehispánico y a la riqueza arqueológica del país, para demandar que proyectos de este tipo sean reconocidos como una prioridad.

Publicada por Editorial Raíces –que produce también la revista Relatos e Historias–, Arqueología Mexicana se fundó en 1993, cuando el gobierno de Carlos Salinas de Gortari entregó recursos extraordinarios a 14 proyectos especiales de arqueología. Noriega recordó que en enero de ese año María Teresa Franco, entonces directora general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), le habló a su esposo el empresario y promotor cultural Sergio Autrey, dueño de la distribuidora Citem, para proponerle hacer juntos una revista de gran divulgación, con un lenguaje adecuado para el gran público y una distribución masiva.

Se formó un consejo científico en el cual participaron los desaparecidos investigadores Joaquín García-Bárcena, Alejandro Martínez Muriel, Alba Guadalupe Mastache Flores y Enrique Nalda. Se comenzó por difundir los resultados de los proyectos especiales: Teotihuacán, Palenque, Monte Albán, Tenochtitlan, Tajín, entre otros.

“Yo como historiadora, feliz de hacer una revista de divulgación así. Al principio el instituto nos daba todo el material y nosotros vigilábamos la impresión y la distribución, siempre a través de un convenio de coedición, y cada vez fuimos interviniendo más en la hechura de la revista.”

Hoy se cuenta igualmente con un comité científico editorial en el cual intervienen, además de ella y Autrey, Alfredo Barrera Rubio, Ann Cyphers, Leonardo López Luján, Eduardo Matos Moctezuma, Xavier Noguez, Nelly M. Robles García y María Teresa Uriarte, entre otros investigadores, provenientes de instituciones como el INAH, la UNAM, El Colegio de México y El Colegio Mexiquense.

El grupo se reúne una o dos veces al año para discutir los temas que se incluirán en los siguientes números y sugiere a los autores. La pluralidad de voces y el acceso a los lectores están garantizados.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *