Ricardo Bobadilla: 11 años diseñando la historia de Peninsular Punto Medio

“Soy licenciado en Diseño Gráfico Publicitario y tengo la dicha de decir que vi nacer al periódico Peninsular Punto Medio desde que era un proyecto”, señala el jefe de Diseño Editorial de este rotativo.

Está por finalizar esta semana de celebrar el décimo primer aniversario de Peninsular Punto Medio y no podíamos concluir sin hablar del trabajo que a diario se realiza con gran esmero y dedicación en el departamento de Diseño a cargo del joven Ricardo Bobadilla Fernández, quien, sin duda, es pieza clave para que nuestro periódico esté logrando trascender en el gusto del público.

Ricardo, nuestro jefe de Diseño Editorial, es quien da vida a las noticias por medio de gráficas, imágenes y figuras que hacen atractiva la información y más fácil de comprender, además de que todos los días es el encargado de proporcionar plantillas diseñadas por él a los editores de las diferentes secciones, para plasmar la información y fotos disponibles.

“Soy licenciado en Diseño Gráfico Publicitario y tengo la dicha de decir que vi nacer al periódico Peninsular Punto Medio desde que era un proyecto”, comentó nuestro entrevistado, quien destacó que en estos 11 años de vida, el diseño de nuestro impreso ha evolucionado y ha experimentado cinco cambios significativos.

“El periódico inició como vespertino y así se mantuvo un año. La edición era de 24 páginas, posteriormente aumentó a 32. Con el paso del tiempo se convirtió en un periódico matutino con más secciones de interés, abarcando gran parte del estado y la península, llegando al número máximo de páginas, que es de 48”, destacó nuestro compañero.

Y hablando de esta temporada, en la que para prevenir los contagios las autoridades recomendaron mantenerse en casa, justo es de reconocer que cuando la mayoría de los que integramos el equipo de Peninsular Punto Medio trabajamos desde el hogar, solo Ricardo y don Humberto Acevedo Manzanilla, los jefes de Redacción y Diseño Editorial, respectivamente, no han faltado en ninguno de estos días de contingencia, además, por supuesto, de los encargados de las rotativas y del reparto del periódico.

Y vaya que en estos días en los que las lluvias han estado también presentes, los cortes de energía eléctrica estén a la orden del día, situación que además de que en varias ocasiones propició que el trabajo realizado horas previas se perdiera, también ocasionó un atraso de hasta cuatro horas para concluir la edición.

“Son cosas que estamos conscientes de que pueden ocurrir, pero, ante todo, prevalece la pasión y el gusto por este trabajo, que, aunque cansado, es muy satisfactorio, sobre todo cuando al día siguiente, después del esfuerzo de la noche anterior, vemos lo bonito que nos quedó el diseño del impreso”, destacó Ricardo, quien de alrededor de 3 mil 230 ediciones de nuestro periódico, ha diseñado unos 2 mil 900, ya que fue en 2010, cuando de manera oficial se incorporó al equipo del entonces Punto Medio.

Y algo que llena de satisfacción a Ricardo es que, a pesar de las largas jornadas de trabajo, su familia admira y reconoce su desempeño diario, en especial su hijo mayor, quien a sus 12 años de edad ha manifestado interés en seguir sus pasos y estudiar la misma carrera de Diseñador Gráfico, en la que de antemano se requiere tener, además de creatividad, mucha paciencia.

Respecto a sus otros niños, Juan Pablo y Ana Paulina, Ricardo comentó que lo mismo que su esposa, la señora Martha: les gusta el trabajo que realiza, por lo que justo es que los fines de semana, especialmente los sábados, estén dedicados a ellos, pues en el transcurso de la semana, por sus actividades cotidianas, los integrantes de la familia apenas se ven para comer, aunque ahora con la cuarentena la situación cambió un poco al tener que permanecer en casa.

“Agradezco a los propietarios del periódico, señores Alberto Buenfil Baqueiro y Alberto Buenfil Valero, el apoyo y la solidaridad que han mostrado hacia nosotros en estos tiempos difíciles, esa actitud nos motiva a seguir adelante con más ánimos”, finalizó.

Texto y foto: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *