Se acerca el fin del cobro de reemplacamiento

Diputados aprueban una iniciativa de reforma para que no se pida a los ciudadanos más que el costo de las láminas

La Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación del Congreso local aprobó por mayoría una reforma a la Ley de Tránsito y Vialidad del Estado de Yucatán para poner fin al sentido recaudatorio en el cambio de placas vehiculares en la entidad, lo que se traduciría en la implementación de las matrículas permanentes.

Los panistas Rosa Adriana Díaz Lizama y Miguel Rodríguez Baqueiro votaron en contra.

En el dictamen se adiciona el Párrafo Primero del Artículo 49, de la Ley General de Hacienda del Estado, y se reforman diversos artículos de la Ley de Tránsito y Vialidad, en materia de Reemplacamiento, que, en caso de aprobarse en el Pleno, señala que la autoridad en turno “no podrá cobrar a los ciudadanos más que el costo de las láminas”; y que el cambio de placas, también conocido como reemplacamiento, se deberá hacer cuando “la autoridad correspondiente lo decida por razones de seguridad”, en no menos de tres años, pero sin pretender conseguir recursos extras en ese procedimiento.

La iniciativa, que fue presentada en diciembre pasado por el diputado de Morena, Miguel Candila Noh, ante la propuesta de la bancada del PAN de desecharla, fue objeto de varios cambios a insistencia de la bancada del PRI, cuyo coordinador, diputado Felipe Cervera Hernández, defendió como “un punto medio” entre ambas partes.

“Este es un triunfo de los ciudadanos, ya que son ellos, no yo, los que se benefician. Nos cobraban hasta el triple del costo de la lámina. Ahora nos van a cobrar lo justo”, dijo Candila Noh al terminar la sesión de la comisión.

En su iniciativa, Candila Noh propuso que se eliminara el reemplacamiento cada tres años y que solo se cobrara por el emplacamiento una sola vez.

Ello fue rechazado por el PAN, quien en voz de la diputada Rosa Adriana Díaz Lizama presentó un documento en el que argumenta que se pone en riesgo la seguridad que tanto presumimos lo yucatecos. Además, atenta al medio ambiente porque no se revisan las emisiones de los autos, la defraudación fiscal y se viola la NOM en la materia, emitida por la Secretaría de Comunicaciones y Transporte.

Sin embargo, la propuesta “salvadora” de Cervera Hernández mantiene el reemplacamiento cada tres años para cumplir con la NOM de la SCT, pero dejando en claro que el costo no debe ser mayor a lo que la autoridad pague por las láminas.

“No estamos estableciendo una carga extra para el estado, pero sí que cuando se tenga que reemplacar, cada ciudadano pague lo justo y lo que le corresponda por su cambio de placas y documentación”, dijo Cervera Hernández.

En ese sentido, reiteró, cuando se quiera recaudar hay que buscar otras formas adecuadas y corresponderá a otras legislaturas, pues ahora estamos en un momento crítico y hay que apoyar a los ciudadanos a partir del próximo año.

La diputada Silvia López Escoffié apoyó el proyecto que establecería que las placas podrán ser permanentes, dependiendo de su estado físico, o podrán ser provisionales, en caso de cambio de propietario, uso, destino del vehículo, robo o daño, este último, cuando el deterioro sea tal que impida identificar las letras o números de la mica, atendiendo a las especificaciones de la Norma Oficial Mexicana.

El dictamen también explica que las placas podrán ser sustituidas cuando, por razones de seguridad pública, lo determine la autoridad competente y el plazo del cambio no deberá ser menor a tres años; asimismo, el precio de las micas al público deberá ser el costo real de producción, sin exceder el monto y no podrá contar con otro concepto adicional.

De la misma manera, se mantendrá la obligatoriedad de devolver los documentos, placas, calcomanías y hologramas, en caso de que se realice el canje, como ya está plasmado en la ley, para evitar la venta de vehículos en otros estados con datos falsos.

En la votación, los panistas Díaz Lizama y Miguel Rodríguez Baqueiro votaron en contra, por el argumento de que se viola la NOM de la SCT y se pone en riesgo la seguridad en el estado.

Durante la discusión del tema, la coordinadora de la fracción del PAN, Díaz Lizama, entregó un documento para solicitar el desechamiento de la iniciativa, pues de no hacerlo se estaría contraviniendo la norma oficial que marca cambiar la placa cada tres años, además de que no abona en nada a la seguridad de las y los yucatecos.

Texto y fotos: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *