Se agudiza escasez de gasolina en municipios del Valle de México

Gasolineras cerradas y largas filas en las que no lo están, se observan en municipios del valle de México, donde personas caminan en las calles con bidones en las manos en busca de gasolina.

En Ecatepec, automovilistas se formaron durante más de 10 horas en gasolineras en espera de la llegada de pipas, donde en algunos casos había más de 300 vehículos en la fila, como en una estación de servicio del centro de ese municipio.

En Melchor Ocampo, la gasolinera que se ubica en bulevar Centenario del Himno Nacional, es la única que continúa con venta de gasolina, por lo que cientos de conductores igualmente esperaron horas durante noche y madrugada para comprar combustible, la mayoría con sus vehículos, entre ellos motocicletas, y algunos con bidones.

En este municipio, la estación de servicio ubicada frente a la presidencia municipal sólo llenaba combustible a patrullas de la policía municipal, pero no a la ciudadanía.

La gasolinera del G500, ubicada en la carretera Cuautitlán-Melchor Ocampo, colocó letreros donde informó: “Estimado cliente, lamentamos no poder brindarles el servicio, ya que las terminales de Pemex no están surtiendo combustibles, esperamos en breve seguir atendiendo, por su comprensión gracias”.

Igualmente otras estaciones de servicio colocaron mantas para avisar a la ciudadanía sobre las causas del desabasto de combustible.

“Grupo Far le informa que debido a problemas de desabasto en terminales de almacenamiento de combustible, así como por complicaciones de distribución y envío por parte de Pemex, la disponibilidad y venta de combustible en nuestra estación será intermitente en los días siguientes”, dice otra leyenda colocada en una gasolinera de Cuautitlán.

Algunas personas que llevan bidones utilizan el transporte público para recorrer gasolineras en busca de combustible, debido a que las reservas de sus vehículos se agotaron.

El panorama es similar en Coacalco, donde la mayoría de estaciones de servicio permanecen cerradas; en Tultitlán y Tlalnepantla, conductores forman fila para poder cargar combustible.

Las principales vialidades de municipios mexiquenses presentan menor número de vehículos que de costumbre, por lo que el tránsito es más fluido.

Hasta el momento, Ferrocarriles Suburbanos informó que no registra incremento en el número de usuarios por el desabasto de gasolina en el valle de México.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: