Se mantienen las mismas medidas contra el COVID-19 en las iglesias del estado

Con la entrada en vigor del semáforo amarillo en Yucatán aún no hay cambios en torno a la realización de actividades religiosas en templos e iglesias.

Jorge Martínez Ruz, responsable del Pastoral de Comunicación de la Arquidiócesis, dijo que, por el momento, se mantiene el aforo del 30%, el uso de alcohol en gel y cubrebocas.

“Aún permanecemos con los mismos protocolos. Tenemos que esperar y también las autoridades tienen que ver cómo se va a desarrollar esta pequeña apertura que ha habido con el semáforo amarillo para ir aumentando ciertos servicios”, explicó.

Martínez Ruz señaló que desde septiembre pasado se determinó la apertura de los oficios religiosos, con lo que cada vez más personas acuden a las celebraciones eucarísticas, mientras que otros tantos, continúan siguiéndolas por redes sociales.

En torno a las bodas, bautizos y confirmaciones, mencionó que estas se siguen realizando bajo las medidas pertinentes.

El siguiente paso en la apertura sería incrementar el aforo al 50% en las iglesias, además de que podría ampliarse el horario en las que estas se realizan.

Por lo pronto, el también presbítero conminó a los feligreses a no bajar la guardia para evitar la propagación del coronavirus.

“Tenemos que mantener la guardia, el orden, la vigilancia y las medidas, eso no ha pasado y con los semáforos se van a mantener porque el virus aún sigue”, externó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *