Sentido adiós al policía estatal que pierde la vida Prolongación Montejo

Consternación y dolor se vivió la tarde de ayer en el adiós del policía segundo Humberto Canché Aké, quien fue despedido por familiares, amigos y compañeros de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), encabezados por el comandante Luis Felipe Saidén Ojeda.

También estuvieron presentes un centenar de elementos de distintas divisiones de la corporación, sus padres y sus cuatro hijos, más otros familiares cercanos.

Su cuerpo fue colocado en una carroza para llevarlo a Temozón, poco después de las 14 horas, tras una misa de cuerpo presente.

En su mensaje, el padre Asterio Casanova dijo que el tipo de trabajo es duro y los policías corren riesgo todos los días, pero no es malo llorar por Humberto, pues es de humanos llorar por los caídos.

Tras la ceremonia, el cuerpo de Humberto Canché Aké fue llevado a la carroza por varios policías, entre ellos Saidén Ojeda, quien se veía visiblemente consternado. No ofreció palabras a la prensa, pero sí consoló a los padres del policía caído.

Momentos antes hizo una guardia de honor de unos 10 minutos acompañado de sus principales subalternos, quienes llegaron a la funeraria Quevedo pasadas las 14 horas y cuando se desarrollaba la misa de cuerpo presente.
Seis elementos del cuerpo de moto patrulleros también hicieron guardia de honor, pero no tan prolongado como los funcionarios de la SSP.

Los familiares de Canché Aké, entre ellos su madre, Petrona Aké, fueron traslados en patrullas de la SSP hasta Temozón para el velatorio en la casa de sus padres y después proceder al sepelio este miércoles por la tarde.

Canché Aké, de 44 años de edad, resultó con lesiones de gravedad al ser impactado por un automóvil compacto, cuyo conductor no respetó la luz roja del semáforo en la Prolongación de Paseo de Montejo, el lunes pasado.

El lamentable accidente ocurrió en el cruzamiento de la Prolongación Paseo de Montejo y la calle 19 de la colonia México.

Texto y foto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *