Sergio Pérez hace historia

El piloto mexicano termina en la posición de honor en el Gran Premio de Shakir, lo cual significa la primera victoria para un azteca en 50 años dentro de la F1

Un triunfo histórico para el automovilismo mexicano consiguió el piloto jalisciense Sergio “Checo” Pérez, al terminar en la posición de honor del Gran Premio de Sakhir, lo cual significó la primera victoria para un azteca en 50 años dentro de la Fórmula Uno.

Tuvieron que transcurrir 50 años, cinco meses y 29 días para que un mexicano de nueva cuenta ganara en el máximo circuito de automovilismo, luego que el más reciente fue Pedro Rodríguez, quien ganó en Spa el 1 de junio de 1970.

Con esta victoria, Sergio Pérez logró su décimo podio dentro del máximo circuito del automovilismo y lo hizo con un triunfo inolvidable luego de una buena carrera en la que remontó posiciones hasta terminar en la cima.

Asimismo, siguió demostrando su enorme talento en el tramo final de un curso lleno de contrasentidos. Que podría ser, incluso, su último en F1.

El piloto arrancó en la quinta posición de la carrera, pero en la primera vuelta tuvo un percance con Charles Leclerc, quien se pasó de frenada, lo cual obligó a Pérez a entrar a los pits y regresó para salir en la posición 18.

“Checo” paulatinamente recuperó posiciones a bordo de su bólido y para la vuelta 15 ya estaba en la undécima posición, mientras para la 21 ya se había colocado en el lugar 10 y mantenía el ritmo.

El jalisciense remontó más posiciones en la pista y ello le permitió llegar hasta la quinta posición hasta la vuelta 28, en la cual George Russell se encontraba en la primera posición.

A bordo de su Racing Point, Sergio Pérez continuó con su desempeño y ello le permitió seguir con los rebases, por lo cual llegó hasta la tercera posición y con ello se abría la posibilidad de subir de nueva cuenta al podio en la temporada.

El mexicano se mantuvo al acecho y aprovechó un error del equipo Mercedes en los pits para colocarse en la primera posición en la vuelta 64, la cual mantenía conforme avanzaba la competición.

“Checo” sólo tenía que aguantar a Russell. Pero el inglés, que soñaba con la gloria, pinchó a falta de nueve giros, entró de nuevo a garajes y acabó la carrera noveno -amenazado con descalificación, por el incidente de los neumáticos-, por detrás de Valtteri.

A Pérez el deporte le devolvió este domingo parte de lo que le había quitado otras muchas veces y el mexicano, lloroso en lo alto del podio, ya no dejó escapar un triunfo histórico. Sainz achuchó todo lo que pudo a Stroll, pero fue el canadiense el que se subió al cajón. En una carrera que el cuestionado Albon acabó sexto: puede que a ‘Checo’ aún le suene el teléfono antes de que se cierre el campeonato. El próximo fin de semana, en Abu Dabi.

Llanto de gloria

Sergio Pérez llegó hasta las lágrimas cuando escuchó el himno nacional mexicano en la ceremonia de premiación del Gran Premio de Sakhir de Fórmula 1 que ganó, lo cual resultó histórico para el automovilismo mexicano. Checo Pérez ahora es el piloto que más carreras tuvo que iniciar antes de ganar una -190- en la historia de la F1.

El piloto jalisciense salió con la bandera mexicana en las manos para festejar.

Al entonarse el himno mexicano no pudo contenerse y llegó al llanto, mientras con de la Gran Bretaña, que sonó por la escudería Racing Point, el conductor se puso la gorra, contrario a los pilotos Esteban Ocon, quien terminó segundo, y Lance Stroll, el tercero en la competencia.

Fue el segundo podio de Checo Pérez en la temporada, el otro fue un segundo lugar en Turquía. Curiosamente, en dos pistas que se instalaron en la temporada debido a que muchas otras pistas no pudieron tener sus carreras (México entre esos países que cancelaron) debido a la pandemia.

Texto y fotos: EFE / Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *