Sin afectaciones en turismo y seguridad

Para especialistas, los actos de violencia en Quintana Roo no afectarán al turismo ni la seguridad en Yucatán, ya que se trata de hechos aislados

La inseguridad y violencia que se viven en Quintana Roo y que tuvieron su pico más alto el pasado lunes 9 de noviembre, cuando una manifestación fue dispersada a balazos, no afectarán al turismo y a la seguridad en Yucatán, aunque sí a México en lo general, pues la sensación de inseguridad se resiente en el mundo, coincidieron profesionales consultados por Peninsular Punto Medio.

El empresario y expresidente del Consejo Empresarial Turístico, Jorge Escalante Bolio, consideró que es difícil que hechos como los ocurridos en el vecino estado, en donde una manifestación por el feminicidio de la joven Bianca Alejandrina, también conocida como Alexis, fue dispersada a balazos, pongan en riesgo a la industria sin chimeneas en Yucatán.

“Sobre todo porque es algo aislado. Creo que sí afectaría si fueran hechos que se dan todos los días. No hay indicios que eso vaya a volver a suceder muy pronto”, abundó.

También reconoció que la actividad turística es sensible a toda acción que cause inestabilidad, por lo que no se puede descartar algún tipo de afectación, pero la marca Cancún es tan fuerte que no se deben asustar los turistas.

“Siendo Cancún y Quintana Roo un destino tan fuerte e importante a nivel nacional e internacional, este hecho no creo que le vaya a repercutir a gran escala. Si eso continúa y se vuelve regular, entonces sí afectaría”, señaló Escalante Bolio.

Concretamente en la actividad turística, dijo que hay diferencias entre Quintana Roo y Yucatán, pues allá manejan sol y playa, mientras que el nicho de acá es cultural.

“Por ello nunca ha existido una cantidad enorme de turistas que llegan a Quintana Roo y se vengan a Yucatán, cuando mucho viajan a Valladolid y Chichén Itzá, pero se regresan, pues sus características es que pagan paquetes de hoteles y no van a pagar doble para quedarse en nuestra entidad”, recalcó.

Cohesión social

Además, la cohesión social, así como los altos niveles de educación, salud y servicios públicos en Yucatán son ejes claves para contener la inseguridad, por lo que es difícil que la violencia que se vive en Quintana Roo y otros estados se vea reflejada en la entidad, aseguró por su parte el Doctor en Psicología José Paulino Dzib Aguilar.

Por ello, hay que seguir fomentando la buena vecindad, la amistad en los vecinos, para que la cohesión social no se diluya, sino, al contrario, se fortalezca.

“Ello es lo que va a evitar que la delincuencia organizada se apodere de nuestras colonias y calles”, dijo el Doctor en Problemas Sociales por la Universidad de Granada en España, quien añadió que al ser un pueblo chico “ante los chismosos da mayor protección”, pues el entramado social está permitiendo la identidad de las personas que vivimos acá.

“Es decir, todo circula, todo se comenta, donde todos jugamos un papel trascendente, hasta ustedes los medios de comunicación están permitiendo que la cohesión social sea un blindaje para que grupos delictivos no se puedan cimentar en la sociedad”, aseveró.

OTROS DATOS

El Dr. Dzib Aguilar señaló que por ser planicie es complicado que puedan desplazarse los criminales, lo que permite una mayor seguridad.

También, el 78% de la policía de Yucatán es nativa, contrario a Quintana Roo, en donde hay uniformados de todos los estados y solo el 20 o 25% es de origen local.

Otras variables que apuntan a una mayor seguridad en el estado es el empleo y la educación, pero porque la deserción escolar es baja. Es decir, los jóvenes no están desocupados (tienen trabajo) y sí van a la escuela, de acuerdo al especialista.

“Por eso, cuando hablamos de seguridad es un error hablar de policías solamente, sino que hablamos de economía, tejido social, educación, iluminación y calles pavimentadas, lo que da a Yucatán una gran protección contra la violencia”, aseguró.

Por ello, agregó que la gente debe salir de sus casas, reportar baches y dejar encendidas las luces de sus casas, porque a mayor tránsito de peatones, bicicletas, autos, mejores carreteras y autos en las calles, menor será el espacio que le dejaremos a la delincuencia.

“Hagamos un ejercicio, le pido a la gente que conozca a sus tres vecinos más cercanos, si todos hacemos eso aumenta el entramado social y fomentará la cohesión social”, expresó.

Continúa la coordinación

Por otro lado, aunque en Quintana Roo la policía estatal se quedó sin cabeza, la coordinación con los otros estados se mantiene vía los gobernadores, quienes finalmente son los que tienen el contacto al más alto nivel, consideró el abogado y académico René A. Ramírez Benítez.

Sin embargo, señaló que la violencia contra los manifestantes se debe, más que nada, a la poca preparación de los policías, por lo que es urgente capacitar a los elementos de todo el país, pues es una reacción que se ha dado en otros estados.

En ese mismo sentido se manifestó el diputado Luis Borjas Romero, presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública del Congreso del Estado, quien abundó que la sociedad yucateca no va a tolerar la violencia.

“Hay iniciativas en el Congreso del Estado sobre cómo poder controlar y asegurarnos que la fuerza de la seguridad pública sea utilizada de manera adecuada. Nosotros sobre eso vamos a trabajar”, mencionó.

De igual forma indicó que el riesgo de que la inseguridad aumente en la región es permanente, pero los ciudadanos yucatecos “debemos trabajar para fortalecer las instituciones policiacas, no solo en herramientas tecnológicas, como se ha hecho en esta Legislatura con la aprobación del programa Yucatán Seguro y la autorización de contratación de más personal, sino en la calidad del elemento policiaco”.

Texto: Esteban Cruz Obando

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *