Sin el muro, EU estaría inundado de COVID-19

El mandatario estadounidense destaca la fortuna de tener la muralla en tiempos de pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo ayer que Estados Unidos habría sido “inundado” con coronavirus de no ser por el muro.

“Especialmente con el Covid, somos muy afortunados de tener el muro, si no, estaríamos inundados”, comentó el mandatario.

También mencionó que tuvo una larga conversación con el mandatario de México sobre la frontera.

El gobernante de EU visitó el Comando Sur para una revisión de la acción contra el narcotráfico en El Caribe.

Cuando se le preguntó el jueves por la noche durante una entrevista telefónica con el presentador de Fox News Sean Hannity para intentar nuevamente articular su agenda de segundo mandato, el presidente mencionó la barrera fronteriza.

También dijo que en su segundo mandato se centraría en derrotar el coronavirus, ya que Sun Belt y otros estados informan niveles récord para casos confirmados, hospitalizaciones y muertes.

Estados Unidos es el país más afectado del mundo por el COVID-19, con más de 3.1 millones de infecciones confirmadas y 133 mil muertos.

ANTIGUA BASÍLICA VOLVERÁ A SER UNA MEZQUITA

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, reivindicó este viernes la conquista de Constantinopla por el Imperio Otomano en 1453 como fundamento de un supuesto derecho de su país para que la antigua basílica de Santa Sofía, hasta hoy un museo, vuelva a ser una mezquita, como lo fue hasta 1934.

“El derecho de la nación turca a Santa Sofía no es menor que el de quienes la edificaron hace 1,500 años; es incluso mayor”, dijo el mandatario durante un discurso transmitido en directo por la cadena NTV, en el que proclamó formalmente el nuevo estatus de mezquita del monumento estambulí.

Horas antes, el máximo tribunal administrativo del país, conocido como Danistay, había declarado inválida la decisión ministerial de 1934 que secularizó el edificio y le asignó el estatus de museo, al considerarla no ajustada al derecho.

Momentos más tarde, un decreto presidencial firmado por Erdogan se publicó en el Boletín Oficial del Estado, traspasando la titularidad del edificio del Ministerio de Cultura, que la tenía hasta ahora, a la Diyanet, el organismo público que gestiona las mezquitas.

SEGUNDA CONQUISTA

Por la noche, Erdogan anunció formalmente en televisión la nueva condición del edificio, Patrimonio de la Humanidad desde 1985.

El jefe del Estado relató con detalle la entrada triunfal del sultán otomano Mehmet II en Constantinopla y su rezo en la mezquita, dibujando un paralelismo con su decisión de abrir nuevamente el edificio al culto musulmán.

Calificó de “injusta” y “traición a la historia” la decisión ministerial de 1934 y celebró que, al anularla, “Turquía ha enjugado una vergüenza”.

Ademas, citó un poema que califica la reapertura de Santa Sofía al rezo como “la segunda conquista de Estambul”, un concepto frecuente en los círculos ultranacionalistas-islamistas de Turquía, que llevan años exigiendo poder orar en el edificio.

PRIMER REZO

El primer rezo se efectuará al mediodía del próximo viernes 24 de julio y, hasta entonces, se “preparará” el espacio para la plegaria, anunció Erdogan.

Sería difícil imaginar que los fieles acudan a rezar bajo una cúpula decorada con imágenes de Jesucristo y la Virgen, cuando el islam no admite imágenes humanas -y menos aún divinas- en un templo, pero hay precedentes de iglesias bizantinas turcas convertidas en mezquitas con un baldaquino colocado a modo de barrera visual.

Eso sí, Erdogan ha asegurado que el monumento estará abierto a cualquiera, musulmán o no, que no se excluirá a ningún visitante y que los cristianos también.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *