Situación en Chile muestra que la vacunación no sustituye la prevención: OMS

Más de 16 millones de chilenos amanecen bajo cuarentena total debido al fuerte avance del covid, en una segunda ola que alcanza cifras récord

La actual situación en Chile, donde los casos de COVID-19 están subiendo y han puesto al borde del colapso su red sanitaria pese a su exitoso programa de vacunación, demuestra que las anteriores medidas preventivas no deben abandonarse, advirtieron expertos de la Organización Mundial de la Salud.

“Tras la distribución de vacunas hay quienes dejan de cumplir medidas tales como el distanciamiento físico, la higiene de manos, la ventilación o el evitar lugares concurridos, y todo eso tiene que continuar junto a la vacunación”, alertó la responsable de la unidad técnica anticovid de la OMS, Maria Van Kerkhove, en rueda de prensa.

“Podría esperarse que con las vacunaciones los casos bajaran, pero son sólo una de las herramientas para frenar los contagios y no podemos descansar sólo en ellas, así que por favor sigan tomando el resto de medidas”, insistió la experta estadounidense.

El asesor de la OMS para la COVID-19, Bruce Aylward, agregó que “las vacunas están funcionando muy bien, pero no tenemos aún la cantidad suficiente como para cambiar el curso de la epidemia”, por lo que por ahora “hay que usarlas de forma inteligente”, dirigiéndolas a colectivos como los sanitarios o los más mayores.

Ante este panorama, más de 16 millones de personas en Chile amanecieron ayer bajo cuarentena total debido al fuerte avance del covid-19, en una segunda ola que por estos días alcanza cifras récord en la cantidad de nuevos contagios detectados por las autoridades sanitarias.

La medida, que afecta al 97% de la población del país, fue reforzada este fin de semana con la suspensión de los permisos para realizar compras, incluyendo también el cierre de los supermercados y la suspensión del funcionamiento de mercados a lo largo del país.

A la fecha, la red hospitalaria chilena se encuentra al borde del colapso, con una ocupación del 95% y la disponibilidad de 147 camas de cuidados intensivos (UCI) en todo el territorio, con 2.514 personas hospitalizadas en UCI y 2.142 de ellas apoyadas con ventilación mecánica.

“Ha sido un año difícil y doloroso”, señaló el presidente chileno, Sebastián Piñera, quien agregó que “los días y semanas que vienen también lo serán”.

Pese a la envergadura de la campaña de inoculación desplegada por el Gobierno, que hasta ahora alcanza a 6.3 millones de personas con una primera dosis, no se ha logrado contener el avance del virus.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *