Solicitan la extradición de exsecretario de seguridad

La petición se da a raíz de que una juez federal gira una orden de arresto en contra del exfuncionario, quien no comprueba el origen de 27 mdp

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó a Estados Unidos la extradición del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, quien es señalado del delito de presunto enriquecimiento ilícito.

La petición se da a raíz de que una juez federal giró una orden de aprehensión en contra del exfuncionario durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, luego de que no se comprobó el origen de 27 millones de pesos.

En marzo de este año, México solicitó a las autoridades de Estados Unidos la información que fundamenta las imputaciones por presunto tráfico de drogas en contra de García Luna y que lo mantienen preso en ese país.

En aquel momento, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la  secretaría de hacienda, Santiago Nieto Castillo, informó que el ex secretario de Seguridad era investigado por depósitos de recursos públicos a su empresa y familiares triangulados a Panamá.

—Lo primero que se detectó fue que García Luna tenía una empresa, Black; esta empresa había sido contratada por varias instancias del Estado mexicano, que él como secretario de Seguridad Pública había adquirido en el año 2008 un programa, Nicetrack, que era de tecnología israelí y que fue vendido por los que después se convertirían en sus socios comerciales y financieros —indicó.

En otra noticia, la exsecretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) Rosario Robles participó en la entrega de recursos para que paracaidistas no invadieran los terrenos aledaños al aeropuerto en Texcoco, señaló el exoficial mayor de la dependencia Emilio Zebadúa.

En su declaración rendida ante la Fiscalía General de la República (FGR), Zebadúa afirmó que con esta operación el gobierno federal pagó 400 millones de pesos y se adjudicó, de manera irregular, la propiedad de los predios para la infraestructura del aeropuerto y de la de los aledaños que sirvieron de contención a las obras.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *