¿Somos venom?

Por Juan Esteban Méndez

Mae Govannen estimados lectores, la semana pasada se estrenó en los cines el primer largometraje dedicado al antihéroe llamado Venom, el cual es un personaje del universo de cómics de Marvel, en ocasiones personificado como villano y en otras como antihéroe. Venom pertenece a la línea de historias de Spiderman, es de origen extraterrestre y se adhiere a un huésped, cómo un parásito, brindándole fuerza y poderes sobrehumanos.

Esta nueva adaptación es dirigida por Ruben Fleischer, a quien hemos visto en la silla del director de “Zombieland” y de “Gánster Squad”, y es protagonizada por Tom Hardy, quien no es ajeno al mundo de los superhéroes o villanos, ya que en 2012 personificó a Bane en “El caballero de la noche asciende”; en esta ocasión su participación es la que salva de manera sorpresiva la inestable película que tiene muchos desaciertos.

“Venom” parece una película del 2004 que se realizó con efectos especiales del 2018, es extraordinario ver que después de demasiadas películas de personajes basados en los cómics, se repita el mismo patrón de error que tienen las películas primerizas en este aspecto: se tarda mucho en presentar el universo de la película, prolonga demasiado el nacimiento del héroe y cuando realmente nos adentramos a la parte interesante de la historia, la película ya no tiene tiempo de profundizarlo más y cierra abruptamente el largometraje, con muchos elementos inconclusos.

El personaje de Venom en los cómics es despiadado, atemorizante y sin ningún tipo de limitante, un auténtico depredador en todo el sentido de la palabra; en esta película el Venom que nos topamos tiene una personalidad infantil y a menudo que no concuerda con su excelente trabajo de diseño, el cual, se lleva los aplausos del público conocedor de su imagen en papel.

Lo lamentable aquí no es la manera de presentar el guion, tampoco los personajes, el verdadero problema con Venom es que se nos presenta como si fuéramos un público virgen, sin conocimiento previo y sin un adoctrinamiento del cine de superhéroes. Después de casi 15 años de cine de este giro, ya era momento de ver un cambio en el mismo y justo cuando Venom podría ser un cambio de marea, falla estrepitosamente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: