Taxista de Valladolid teme por su vida

Integrantes del sindicado Adalberto Aguilar Osorio violentan a un chofer de manera sistemática; piden la intervención del gobernador del estado

El taxista Víctor Augusto Kú Encalada denunció que desde hace un año es violentado por sindicatos de taxistas que operan en Valladolid, pues no lo dejan trabajar con la excusa de que su permiso es foráneo, a pesar de que cuenta con la concesión y placas que le permiten prestar el servicio en el municipio, y sus papeles están en regla.

Indicó que desde que empezó a operar su taxi le han hecho la vida imposible, ya que continuamente le cierran el paso para impedir que recoja pasaje, incluso lo han atacado, le han roto el parabrisas y abollado su vehículo.

Debido a las agresiones y al hostigamiento al que ha estado expuesto, se ha visto en la necesidad de mudarse a Chichimilá, pues teme por su seguridad y la de su familia.

“Valladolid es un pueblo sin ley, el alcalde Enrique Ayora Sosa está al tanto de este problema; sin embargo, ha permitido que estas personas me agredan, incluso los mismos policías han sido testigos de estos ataques y no han hecho nada para detenerlos”, manifestó.

Según señaló, estas agresiones son comandadas por el secretario general del Sindicato “Adalberto Aguilar Osorio”, el señor Narses Mendoza Arjona, quien concentra el 50 % de los taxistas que operan en la ciudad.

De acuerdo con habitantes de esa población, el primer edil tiene familiares dentro de esta agrupación, motivo por el cual no ha hecho nada para ponerles un alto.

El entrevistado también dio a conocer que muchos de los taxistas que tienen permiso para laborar en Valladolid están trabajando como foráneos, pues lo que hicieron es dejar en el municipio a su gente más allegada, a pesar de que sus permisos son para que operen fuera de la ciudad.

“Están haciendo lo que se les antoja con los taxistas, aprovechándose de su poder y del respaldo del alcalde, no se vale que lucren con la necesidad de la gente que necesita trabajar para ganarse la vida”, expresó.

Además de Víctor Augusto, otros 4 taxistas independientes también están en esa misma situación, y lo único que piden es trabajar, pues no quieren problemas, ni formar parte de estos sindicatos corruptos.

“Vivimos con el miedo de ser violentados, temo por mi vida y la de mi familia, y también por la de los usuarios a los que les prestamos este servicio, pues también se han visto expuestos a los ataques de estos grupos de taxistas”, dijo.

A pesar de que ha presentado denuncias en contra de estos sindicatos en el Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (Imdut), en la Dirección de Transporte del Estado Yucatán (DTEY), en la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán (Codhey) e incluso en la Fiscalía General del Estado (FGE), afirmó que todas estas dependencias han hecho caso omiso.

Por lo anterior, Kú Encalada hizo un llamado al gobernador Mauricio Vila Dosal para que intervenga, ya que si esta situación no se controla a tiempo podría salirse de control.

Por otro lado, pese a que el alcalde de Valladolid, Enrique Ayora, envió un comunicado en donde condena los ataques cometidos por integrantes del Sindicato “Adalberto Aguilar Osorio” en contra de don Víctor, hasta el momento no se ha detenido a nadie, aún cuando se ha presentado pruebas de las personas que lo han agredido, amenazado y golpeado su vehículo.

Texto y fotos: Georgina Bacelis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *