Trabajadores del INAH demandan insumos

Autoridades federales se comprometen a entablar una mesa de diálogo para atender las solicitudes, que incluyen pago de prestaciones

Trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tomaron las instalaciones de las oficinas centrales, las zonas arqueológicas, y del Museo Regional de Antropología Palacio Cantón de 8 a 10 de la mañana, en protesta por la falta de insumos y equipos de protección para evitar contagios de COVID-19, maquinaria para el mantenimiento de museos y zonas arqueológicas, así como el pago de algunas prestaciones que están pendientes. 

El líder del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC) de Yucatán, Daniel Enrique Vega Cepeda, dijo que este paro de labores se realizó a nivel nacional, debido a que este año el instituto tuvo un recorte de 900 millones de pesos, y para el 2021 se incrementará a mil 100 millones, lo que agravará esta problemática. 

“La dirigencia nacional nos solicitó levantar el paro a las 10 de la mañana, debido a que se llegó a un acuerdo con las autoridades federales, quienes se comprometieron a establecer una mesa de trabajo integrada por el secretario de Cultura y Hacienda para que se atiendan nuestras demandas”, comentó.

Resaltó que están abiertos al diálogo, por lo que esperan que las autoridades atiendan sus solicitudes, ya que no son un capricho, pues requieren de equipos y materiales para protegerse de coronavirus, así como equipos para dar mantenimiento a las zonas arqueológicas y pagos pendientes como es el seguro de vida que no han podido cobrar los familiares de trabajadores que han fallecido.

En total son poco más de 300 personas que están siendo afectados por la falta de estas prestaciones, expresó.

Afirmó que estos equipos e insumos no solo son para beneficio de los empleados del instituto, sino también para salvaguardar la salud y seguridad de los visitantes que acuden sobre todo a las zonas arqueológicas de Dzibilchaltún, Mayapán, Chichén Itzá, Uxmal, Izamal, y al Museo Palacio Cantón. 

Contó que estas zonas permanecen invadidas de maleza, ya que no se cuenta con el equipo óptimo para poder limpiarlas, pues estos aparatos tienen un tiempo de vida de más de 12 años, por lo que debido a la hierba alta han aparecido serpientes coralillo y víboras de cascabel, que se han convertido en un riesgo no solo para los trabajadores, sino para los visitantes que acuden a estos lugares.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *