Transportistas reanudan labores, pero sin apoyos

Trabajadores del sector se quejan del gasto en combustible hecho por parte del Gobierno del Estado, pues, afirman, se les pudo otorgar a ellos

Luego del anuncio gubernamental de que varios vehículos de diversas dependencias brindarían el servicio de transporte público para suplir a los concesionarios que pararon labores el martes, estos reanudaron actividades ayer por la mañana, por lo que se duplicó el servicio, aunque la gente prefirió subir al transporte gratuito.

Al mediodía del miércoles, los empresarios del transporte urbano acudieron al palacio de gobierno para entregar el oficio que el martes no les recibieron, donde piden apoyo gubernamental para pagar el diésel de sus autobuses, pues afirman gastan un promedio de 100 litros diarios y el precio no ha bajado desde hace varios meses.

Encabezados por Óscar Castillo, presidente de la Asociación Mercantil de Autobuses y Microbuses Modernos, Urbanos y Suburbanos de Campeche (Ammuscam), señalaron que realizaron la interrupción del servicio pues están desesperados por su situación económica y afirmaron no tener recurso alguno para la compra de combustible para las 90 unidades en operación.

Los transportistas aseguran que había un acuerdo para que el gobierno les apoyara con parte de ese gasto, pero hasta la fecha no han recibido ni un litro de diésel, y tampoco se han acercado para plantear alternativas. Asimismo se quejaron de que con el servicio que dieron varias unidades, entre estas de la Secretaría de Seguridad Pública, de todos modos gastaron combustible y los vehículos, en vez de haberles ayudado a ellos con ese diésel que Pemex le dona al Gobierno del Estado.

Finalmente los quejosos entregaron su oficio para que quede constancia de por qué pararon labores el martes y se resignaron a seguir trabajando aún sin el apoyo del gobierno, argumentando que recibieron otro apoyo externo para poder salir a trabajar. Por su parte, Óscar Castillo enfatizó no habrá más paros en el servicio, a pesar del gasto en combustible y pago de salarios a los operadores, cuya recaudación afirmó no permite cubrirlos.

También señaló que están conscientes de que se hicieron acreedores a sanciones por parte del Instituto Estatal del Transporte, pero dijo “lo hicimos por desesperación, fue una medida para llamar la atención de las autoridades… pero no fue la más correcta, no medimos las consecuencias”.

Sobre la posibilidad de ceder las concesiones a su cargo, respondió “no es fácil de decidir, pues hay muchas familias en juego” no solo la de los concesionarios, también las de los operadores, y demás trabajadores del sector, pero reiteró una vez más no habrá más suspensión de actividades

Texto: agencia

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *