Trump corta ayuda a Centroamérica

En respuesta a la inmigración, más pobreza. Estados Unidos ha iniciado el proceso para cortar la ayuda exterior a Guatemala, Honduras y El Salvador, como represalia por lo que el presidente Donald Trump considera falta de interés de esos países por controlar la salida de migrantes hacia el norte. Trump cargó contra estos países y México el viernes, y el sábado el Departamento de Estado inició los trámites para cumplir sus deseos. Mientras, miles de personas que huyen de Centroamérica están desbordando la capacidad de la policía fronteriza.

El Departamento de Estado envió una carta al Congreso ayer en la que informaba de su intención de “ejecutar la directriz del presidente” y “finalizar los programas de ayuda exterior para el Triángulo Norte correspondiente a los ejercicios fiscales de 2017 y 2018”. Es decir, se trata de las ayudas ya aprobadas. El Gobierno de Estados Unidos necesita aprobación del Congreso para aprobar cualquier uso de dinero.

El pasado viernes, durante un viaje a su club de campo de Florida, Trump clamó contra México, amenazó con cerrar la frontera sur de Estados Unidos y de paso dijo que los países centroamericanos habían “montado” las llamadas caravanas migrantes.

Desde hace dos años, ante la masiva emigración de personas de estos países que huyen de la violencia y la pobreza, grupos de migrantes se han agrupado en caravanas organizadas que garantizan su seguridad y cierto orden al llegar a la frontera.

Trump puso estas caravanas en el ojo público el año pasado y las califica como una invasión de criminales.

“Le estamos dando 500 millones, les pagamos una cantidad tremenda de dinero y no les vamos a pagar más porque no están haciendo nada por nosotros”, dijo Trump.

Según datos recopilados por Efe, en 2018 la política exterior destinó 120 millones a proyectos en Guatemala, 80 para Honduras y 58 para El Salvador; en 2017, fueron 140 millones para Guatemala, 95 para Honduras y 73 para El Salvador.

Algunos de esos fondos para el desarrollo aún no se han gastado y serían los afectados por la decisión, aunque el Departamento de Estado no ha publicado detalles al respecto.

La decisión de Trump parece estar destinada a una nueva batalla en el Congreso.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *