Con pérdidas de 500 MDP en turismo de romance

La representante del sector, Badel Gómez Nechar, resalta que las empresas han capacitado al personal en bioseguridad, por lo que están listas para reiniciar actividades

El turismo de romance es otro sector que atraviesa una crisis económica a raíz de la pandemia, pues tan solo en el 2020 dejó de percibir 500 millones de pesos, lo que ha ocasionado que 40 empresas suspendan actividades de manera definitiva, al no tener solvencia económica para seguir sus operaciones, así lo dio a conocer la representante del rubro, Badel Gómez Nechar.

Comentó que, hasta el 2019, Yucatán se había convertido en el primer lugar de destino de bodas, pues muchos optaban por casarse en el estado, debido a la diversidad de paquetes que se tienen, las locaciones, y la amabilidad de la gente.

Indicó que también tenían servicios premium, como son las bodas de celebridades, como actrices, cantantes y cineastas nacionales y extranjeros, que se casaban en la entidad y que mucha gente ni siquiera se enteraba.

Explicó que al año se celebraban hasta 250 bodas de lujo, de 150 personas, aproximadamente, de parejas que viven en la entidad, pero desde que llegó la emergencia sanitaria se cancelaron todos los eventos del 2020, así como los de este año, debido a que aún no se sabe cuándo se volverán a reactivar los eventos sociales.

La empresaria de este ramo detalló que este sector deja una gran derrama económica en el estado, pues muchas veces los invitados que vienen a celebrar se quedan hasta por 3 días, y cada uno gasta en promedio 18 mil pesos, sin contar los vuelos.

Gómez Nechar destacó que están conscientes de que estas medidas implementadas por las autoridades, tienen como finalidad cuidar la salud de los yucatecos; sin embargo, considera que en los restaurantes y casinos también hay focos de contagios, ya que no hay control de la gente que entra.

“La gente llega al azar; en una boda nosotros tenemos el control de los invitados, sabemos dónde viven, sus teléfonos, podemos tener un control de la temperatura, incluso se les pueden pedir pruebas, es decir, hay muchas alternativas, para que podamos operar de nueva cuenta”, aseveró.

Resaltó que las empresas han capacitado al personal en cuanto al manejo de las medidas de bioseguridad, por lo que están listas para reiniciar actividades, ya que Yucatán es el único estado en donde aún están suspendidos los eventos sociales.

“A penas este fin de semana se reactivaron los eventos sociales en Aguascalientes, donde se realizaron bodas de hasta 400 personas”, dijo.

Indicó que la suspensión de estos eventos ha ocasionado que muchas personas se estén yendo a otros estados a realizar sus bodas, cuando esa derrama económica se podría quedar en la entidad.

“Hay gente que se ha acercado con nosotros para manifestarnos su intención de casarse en verano, pero no les podemos dar certidumbre, pues no sabemos hasta cuando podamos retomar actividades”, finalizó.

Texto: Georgina Bacelis

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *