Un Donald Trump apagado se niega a conceder la derrota

El presidente de EUA se encontraba en un campo de golf cuando se enteró que su rival demócrata ganó las elecciones

El presidente estadounidense, Donald Trump, se negó ayer sábado a conceder la derrota en las elecciones de Estados Unidos, y siguió aferrado a una fútil estrategia legal para no aceptar el título que más ha temido a lo largo de su carrera, el de perdedor.

El mandatario más polémico de la historia moderna de EE.UU. se convirtió el sábado en el primer presidente de un solo mandato en casi tres décadas, desde 1992, en el momento en el que los principales medios de comunicación proyectaron la victoria de su rival, el demócrata Joe Biden.

La noticia encontró a Trump en el club de golf que lleva su nombre en Virginia, a las afueras de Washington, mientras cientos de personas se congregaban fuera de la Casa Blanca para celebrar su derrota.

En lugar de prender fuego a las redes sociales como hace habitualmente, un Trump más apagado emitió su única reacción en un comunicado, en el que proclamó que “esta elección está lejos de haber finalizado”.

“A partir del lunes, nuestra campaña empezará a defender nuestro caso en los tribunales para asegurar que las leyes electorales son completamente cumplidas y el ganador apropiado es proclamado”, subrayó el presidente.

Trump cerraba así los ojos a la realidad de que su camino a la reelección se había cerrado en el momento en el que los medios de comunicación proyectaron que Biden se llevaría los 20 delegados de Pensilvania, un estado que necesitaba obligatoriamente para tener alguna opción de ganar.

Su reacción no sorprendió a quienes conocen bien a Trump, que nunca admite posibles fracasos y culpa de cualquier viento que no sople a su favor a las instituciones del país, los medios de comunicación o algún otro punto de un sistema supuestamente sesgado en su contra.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *