Un estadista debe tomar decisiones impopulares

Durante una cumbre, el expresidente Ernesto Zedillo explica que hay que enfrentar el problema con éxito sin importar que cause inconformidad.

El expresidente de México, Ernesto Zedillo, dijo que ante una crisis la responsabilidad de un estadista es tomar decisiones difíciles que no son muy populares, pero necesarias.

—La responsabilidad del estadista es pensar las cosas muy bien y decir: Aquí lo que importa es que el problema se enfrente con éxito y no fijarse que si la decisión que se va a tomar, va a causar un problema de impopularidad o de inconformidad —manifestó.

Durante su participación en la Cumbre Inmobiliaria Incon 2020, afirmó que cuando se enfrenta una crisis “hay que hacer lo que se tenga que hacer”, pues los frutos se verán a largo plazo.

Al hablar sobre el mundo y la región de América Latina en el otoño de la pandemia, indicó que en los últimos meses inició la recuperación lo que se reflejará en los nuevos pronósticos de los organismos multilaterales surgidos de Bretton Woods, que serán menos catastróficos.

Zedillo afirmó que en los últimos meses lo que hemos estado padeciendo ha sido el peor desastre económico desde la tercera década del siglo pasado, la de la Gran depresión.

Señaló que la pandemia de COVID-19 es la causa inmediata de esta “tragedia económica”, aunque prácticamente, casi por definición, todas las crisis económicas tienen un elemento de sorpresa, la actual supera incluso las predicciones más sombrías.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *