Un nuevo año con bienestar digital

Dado que nuestras existencias son cada vez más digitales y las experimentamos a través de pantallas, dispositivos electrónicos e internet, una tendencia que irá previsiblemente en aumento, cuidar mejor nuestra salud digital puede ser uno de los objetivos más provechosos para 2021.

Muchas de las actividades que hasta hace unos meses hacíamos presencialmente en mayor o menor grado, ahora las realizamos mayormente a distancia, mientras aumenta la cantidad de horas que dedicamos a otras tareas que veníamos realizando virtualmente, con sistemas digitales. Y esto irá en aumento.

“Uno de los grandes desafíos para 2021 es aprender a convivir con las tecnologías. En 2020 hemos vivido una avalancha digital, que ha acelerado el proceso de digitalización, por lo que estamos experimentando una transformación sin antecedentes”, explica a Efe la psicóloga Gabriela Paoli, experta en tecnoadicciones, tecnoestrés y psicología de las nuevas tecnologías.

Estaba previsto que esto sucediera de aquí a 5 o 10 años, pero la transformación se ha instalado entre nosotros en los últimos meses, a consecuencia de la pandemia, según Paoli, quien recomienda “mantener una actitud crítica y proactiva frente a internet”.

Paoli es también autora del libro “Salud Digital” y comparte 21 claves para un 2021, “en el que hagamos y disfrutemos un uso saludable de las redes, los dispositivos y el tiempo delante de las pantallas”.

Paoli (www.gabrielapaoli.com) propone una serie de “frases recortables como recordatorio, para elegir aquellas que nos parezcan más importantes para nuestra vida o que sean más necesarias para mejorar nuestros hábitos”.

Sugiere imprimir o escribir estas frases y colocarlas “como si fueran imanes de nevera o pósits” en algún lugar bien visible de nuestra casa o lugar de trabajo para tenerlas siempre presentes, “dado que solemos olvidar con facilidad de lo que leemos”.

1.- Vive con sentido.

Planifica tus momentos de conexión digital (uso de los dispositivos electrónicos)  y de  desconexión, cumpliendo con lo previsto. Esto tendrá un gran impacto sobre tu vida.

2.- Mantén una actitud crítica con las redes sociales.

No dejes que te roben tiempo, alteren tu estado de ánimo o perjudiquen tu autoestima.

3.- El ocio es tan necesario como el teletrabajo.

Si ‘desconectas’ digitalmente cada cierto tiempo lograrás mejores resultados, ganarás agilidad mental y serás más creativ@.

4.- Vive conforme a tus valores.

Cada persona tiene sus valores: generosidad, productividad, progreso, integridad, lealtad… Son tu brújula y, además de guiarte, pueden ayudarte a realizar cambios beneficiosos.

5.- ¡Evita la ‘joroba’ digital!.

En lugar de estar todo el tiempo inclinado sobre las pantallas, levanta la cabeza y mira a tu alrededor: al cielo, a los árboles, a la gente… Lo importante sucede en el mundo real.

6.- Aleja los dispositivos de la mesa.

La comida y la cena deben ser momentos de desconexión digital y de conexión emocional con la pareja y/o l@s hij@s.

7.- Utiliza internet en la medida justa

La Red debe servir para facilitarte la vida, no para alejarte del mundo real ni de las personas que te rodean.

8.- No te dejes atrapar por las aplicaciones (‘apps’).

Los videojuegos y muchas aplicaciones están diseñados para atraparte. No caigas en sus “redes”.

9.- ¡Cuidado con la dopamina!. 

Los dispositivos son adictivos porque activan nuestro circuito neuronal de recompensa. Cuando vemos contenidos que nos gustan el cerebro produce dopamina (“la hormona del placer”).

10.- Ignora los comentarios o fotos que te hieran.

Recuerda: “no hay mejor desprecio que no hacer aprecio”. Aprende a gestionar tus “emociones digitales”, es decir, aquellas que te surgen al interactuar con el mundo en línea.

11.- Usa adecuadamente el whatsapp con tu pareja.

Utiliza esta aplicación de mensajería instantánea para elogiar a tu pareja y para acercarte a ella, no para criticarla o controlarla.

12.- Parejas saludables.

Recuerda que la fórmula ”Más besos y abrazos y menos whatsapp” puede mejorar tu relación de pareja, que a veces desatendemos o descuidamos debido a la hiperconexión digital.

13.- Entra en el mundo digital de tu hij@.

Se consciente de los intereses de tus hij@s, y cuáles son sus ‘youtubers’ e ‘influencers’ preferidos. Así podrás conectar y relacionarte mejor con él o ella.

14.- Practica la empatía digital.

La empatía es la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos. Cuida tus palabras e imágenes para que no dañen a nadie. No digas nada que no dirías cara a cara.

15.- Evita el ‘multitasking’ (multitarea).

Somos cada vez más esclavos de nuestros dispositivos y la sobreexposición a ellos, cuando efectuamos varias tarea o actividades al mismo tiempo, nos provoca agotamiento mental.

16.- Mira a los ojos.

Cuando converses con alguien, pon el teléfono móvil a un lado,  ya sea en silencio o en ‘modo avión’, y presta atención sincera a las palabras de tu interlocutor.

17.- Busca momentos de silencio digital.

La ausencia de ‘inputs’ o entrada de datos o información a través de los dispositivos electrónicos, nos permite entrar en contacto con nuestra voz interior. El silencio digital también es salud.

18.- Potencia las relaciones reales.

Las relaciones virtuales ofrecen una falsa sensación de conexión, pero en realidad son superficiales y vacías.

19.- Cuida tu cuerpo y también tu mente.

Los hábitos sanos, como hacer ejercicio de forma regular o practicar la meditación,  son la mejor manera de mantener a raya el tecnoestrés, un estado psicológico negativo relacionado con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

20.- Por la noche… ¡desconecta!.

Deja las pantallas fuera del dormitorio. No permitas que alteren tu sueño y tu descanso.

21.- Dos hábitos muy sanos.

Procura llevar una vida más activa y elige adecuadamente los contenidos que te llegan. Así mejorarás tu salud física y mental.

al y con más perspectiva, en lugar de juzgarlas desde un canal más emocional y con visión de túnel, es decir, con una percepción muy estrecha y limitada de la realidad”, concluyó Garrido.

Texto y fotos: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *