Una terna histórica

Mary Carmen Rosado Mota
@mary_rosmot
latribunaesnuestra@gmail.com

Este domingo fue histórico para el futbol a nivel de clubes de nuestro país, Tigres se convirtió en el primer equipo mexicano que disputará la final del Mundial de Clubes realizado por la FIFA, además, también es el primer representante de la CONCACAF en llegar a tal instancia. Pero antes de la semifinal que jugaron los felinos, en el partido entre Ulsan Hyundai y Lekhwiya se vivió un momento histórico para las mujeres dentro del futbol.

Edina Alves Batista nació hace 40 años en el estado de Paraná en Brasil, fiel a la cultura deportiva del país sudamericano practicó durante algunos años futbol sala, posteriormente trabajó en un vivero rellenando costales de tierra hasta que en el año 2000 empezaría su carrera como silbante.

Primero en ligas amateur, alternando entre silbante central y auxiliar de línea, hasta que en el 2014 se decidiera de forma oficial como arbitra central. Actualmente se desempeña en la liga de Brasil, pero también ha estado presente en la Copa América Femenina 2018, y en las Copas Mundiales femeniles Sub-20 del 2018 y la Copa del Mundo Femenil de la FIFA en el 2019.

A principios del 2021 recibió una designación tan importante como especial, fue anunciada como una de los 7 árbitros centrales para dirigir un partido en el Mundial de Clubes a celebrarse en la primera semana de febrero en Qatar. Nunca una mujer había sido considerada como árbitra central.

El jueves durante el partido de Tigres ante el Ulsan Hyundai, la brasileña estuvo presente como cuarta silbante. Pero el día esperado por fin llegó, ayer durante la jornada que definió al equipo que se quedó con el 5º puesto del torneo, Edina Alves fue designada como arbitra central del partido, pero no estaba sola, Neuza Back y Mariana de Almeida, ambas juezas de línea, completaron la alineación.

Por primera vez una terna integrada por mujeres estuvo a cargo de las acciones que ocurrían en cancha en el partido de un torneo mundial de fútbol varonil, dos brasileñas y una argentina con amplia experiencia en el arbitraje que vieron reconocida con esta designación sin precedentes. Importante también mencionar que el trabajo realizado a lo largo del encuentro fue impecable, incluido un gol anulado en un apretado fuera de lugar.

Ayer, en el Super Bowl de la NFL estuvo Sarah Thomas como integrante del equipo de oficiales para dejar también su nombre en la historia. Este 2021 parece iniciar prometedor en la búsqueda de mayor igualdad en el deporte, en recordar que lo que de verdad importa es el talento y la calidad del trabajo realizado, mas allá de ser hombre o ser mujer. Lo realizado por estas mujeres no son pasos pequeños, son cimientos para el presente que queremos construir.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *