Urge cambio en materia fiscal

Rafael Lores, especialista en materia política fiscal, señala que la falta de capacitación en el uso de las herramientas tecnológicas del SAT, así como el cierre de empresas por la pandemia, impacta la captación de recursos

A pesar de que a nivel nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dejado solo al sector empresarial, lo que ha dado como resultado una “nula” recaudación fiscal. A nivel local está situación se percibe de manera diferente, pues la iniciativa privada en coordinación con el gobierno estatal ha estado impulsando para que los empresarios se recuperen de la crisis sanitaria, y se puedan adaptar a la nueva fiscalización electrónica, así lo dio a conocer Rafael Lores, experto en materia política fiscal. 

El también director de la empresa CPA Visión señaló que México mantiene una calificación negativa en cuanto recaudación de impuestos, y no tanto de personas morales, sino de personas físicas, pues sus socios comerciales recaudan el 33% de su PIB, mientras que el país solo el 16%.

“México presenta una recaudación fiscal sobre PIB que supera levemente el 16.2%. Una situación que, aunque es similar en los países de la región, debilita una gran economía como la mexicana”, detalló.

Lores comentó que a pesar de que hoy en día ya se cuenta con herramientas tecnológicas para hacer más fáciles los trámites ante el SAT, y realizar las declaraciones y facturas en línea, muchas personas aún desconocen estos procesos.

Por otra parte comentó que a pesar de que hoy en día ya se cuenta con herramientas tecnológicas para hacer más fáciles los trámites ante el SAT, y realizar las declaraciones y facturas en línea, muchas personas aún desconocen estos procesos, por lo que considera necesario encaminar a la población en el uso de estas nuevas tecnologías.

Además reconoció que este problema de recaudación se ha detonado a raíz de la crisis sanitaria, pues se ha tenido un impacto en la actividad económica, debido al cierre de empresas y el desempleo, que ha generado que muchos opten por pasar a la informalidad.

“La falta de empleos, y que estos sean menos atractivos, ha originado la informalidad, que es uno de los efectos que ha tenido la política económica del país, a causa de la crisis actual, que va de la mano con el nivel cultural y educativo de las personas, pues muchos dicen ‘para que voy a pagar impuestos si me los van a robar, gano más estando en la calle’”, expuso.

Por lo anterior, el entrevistado indicó que, para mantener una recaudación sana, es necesario crear empleos formales, atraer inversiones, generar productos innovadores y nuevos mercados con características económicas importantes.

Se prevé un año complicado para los contribuyentes, indicó el especialista, por lo que habrá más actos de recaudación y fiscalización digital a través del sistema tributario, pues el fisco apoyará a la iniciativa privada con herramientas como el Big Data y la inteligencia artificial.

“El empleo va conectado de la mano de obra barata, en realidad sí hay trabajo, pero este es mal pagado, algo que sucede en Estados Unidos es que tienen una enorme demanda de gente que produzca desarrollos computacionales con la tecnología, por lo que optan por pagarle a gente de México para desarrollar softwares con salarios bajos, que generan utilidades que se van a ese país”, aseveró.

También afirmó que se prevé un año complicado para los contribuyentes, por lo que habrá más actos de recaudación y fiscalización digital a través del sistema tributario, pues el fisco apoyará a la iniciativa privada con herramientas como el Big Data y la inteligencia artificial.

Por otra parte, destacó que en este primer trimestre del 2021 aún se puede observar un efecto todavía permanente, comparándolo con abril del 2020, pues persiste la caída en el personal de los corporativos de un 15%, así como en el monto de las percepciones y el pago de la nómina que disminuyó en la misma proporción.

“Estamos viendo ciertos elementos de recuperación en estas últimas semanas, pero seguimos con esa presión del efecto de la pandemia como tal, obviamente también vemos la desaparición de empresas pequeñas, no localizadas en el SAT, lo que es complicado”, subrayó. 

Por ello reiteró que este será un año complejo para que el contribuyente pueda salir adelante con su negocio, ya que tendrá que enfrentar enjuiciamientos de manera natural, para efectos de que el gobierno pueda salir adelante, pues la recaudación es parte de sus ingresos principales.

Al respecto mencionó que este corporativo ha puesto a disposición de empresas una plataforma con la cual pueden tener un diagnostico en tiempo real sobre su situación fiscal, con el objetivo es que los contribuyentes mejoren su situación con el SAT.

El experto también aseguró que la reforma fiscal es necesaria, y esto es el principio, así como la muestra de que esa necesidad, si es satisfecha, es muy beneficiosa para el país así como para la ciudadanía. 

El problema de recaudación se detonó a raíz de la pandemia, dijo Lores, pues se ha tenido un impacto en la actividad económica debido al cierre de empresas y el desempleo.

Abundó que la transformación gradual en los métodos de fiscalización, que han pasado del papel a lo electrónico, implica una evolución tanto de las empresas como del contador público, ya sea como asesor de negocios o interno. 

“Estas herramientas han logrado facilitar todos los trámites al contribuyente en cuestiones que antes eran engorrosas, pues tanto las declaraciones como la contabilidad se pueden hacer de manera digital, lo que hace una recaudación más sencilla”, finalizó.

Texto: Georgina Bacelis

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *