Tercera ola se volvería maremoto si no se vacuna a médicos, advierten

Doctores señalan que hasta ahora los únicos inoculados en los hospitales son el personal que trabaja en áreas COVID-19

A nivel nacional se llevó a cabo ayer una protesta de médicos que piden que se vacune a todos los trabajadores de la salud contra el COVID-19.

En Mérida, los doctores Luis Humberto Morales Ríos, y José Martín Tolosa, a un costado del Monumento a la Patria, sostuvieron un encuentro con representantes de los medios, a quienes explicaron que al momento en los hospitales únicamente se ha vacunado al personal asignado a áreas COVID-19.

“Se requiere que se incluya a todo el personal médico, al momento solo se ha aplicado a un 20 por ciento del personal en los hospitales porque solo se vacuna a personal de base, entonces los que son considerados de confianza están fuera de la lista federal, aunque llevan años esperando su base”, explicó el Dr. Morales Ríos, quien recalcó que es importante que se vacune a todos los médicos, incluidos a los que trabajan de manera privada.

La mayoría de los médicos también labora en instituciones públicas, en su caso en el IMSS, por lo que está latente el hecho de que se pueda dar el contagio tanto del público hacia los médicos o peor aún, que los médicos infecten a los pacientes.

“La prioridad es el sector salud y todos los que estén en un hospital deben de ser vacunados, porque el riesgo es mayor para quienes no están en áreas COVID-19, pues mientras que allá se aplican todas las medidas de protección, nosotros debemos de atender a los de urgencias, a los que están en piso, y a todo quien ingrese”, apuntó.

Por su parte el Dr. Tolosa lamentó que a pesar de lo que está ocurriendo la gente no tome conciencia del riesgo de contagio y  salga a divertirse, cuando por la pandemia están muriendo médicos jóvenes que están dejando desamparadas a sus familias.

Tal fue el caso del Dr. Canales de 34 años de edad, que tras estudiar siete años de carrera tomó la especialidad de terapista pediatra y se contagió, dejando huérfanos a sus hijos y a su viuda, sin una institución que le provea de un sueldo quincenal, detalló el entrevistado.

“Por eso hacemos esta petición al Gobierno Federal, no pedimos que nos tomen como privilegiados, sino como grupo de alto riesgo, como nos ha catalogado la Organización Mundial de la Salud, porque en nuestro contacto diario con el público recibimos una carga viral alta, entonces hace falta por vacunar médicos privados, radiólogos, químicos, personal de intendencia, trabajadores sociales y camilleros”, subrayó.

Texto y foto: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *