Va la ampliación del Puerto de Altura

El gobernador Mauricio Vila Dosal firma convenio para la ampliación del Puerto de Altura de Progreso

Tras más de 10 años de gestionar la ampliación del Puerto de Altura de Progreso, por fin este martes se dio la buena noticia de que el gobernador del estado, Mauricio Vila Dosal, firmó un convenio con la Administración Portuaria Integral (API) para que, en coordinación con la iniciativa privada, se incremente el calado y el ancho del canal de navegación, así como las dársenas de ciaboga y los canales interiores de navegación. 

(Las dársenas de ciaboga son el área marítima dentro del puerto, donde los barcos hacen las maniobras de giro y revire, con el fin de enfilarse hacia las distintas áreas del puerto).

Los trabajos estarán listos en noviembre del próximo 2023 y, al finalizar, se colocará al estado a la vanguardia en materia de logística, al ofrecer una mayor competitividad, lo que atraerá más inversión y la generación de más empleos y mejor pagados para los sectores de hotelería, restaurantero, comercio, del transporte y en general, de los prestadores de servicios. 

De esta manera aumentará la conectividad del puerto de Progreso abriéndose nuevas puertas para el turismo y el comercio internacional, se reiteró en la ceremonia que se realizó en las instalaciones de la API Progreso, y en donde su titular, Jorge Carlos Tobilla Rodríguez, suscribió con el gobernador Vila Dosal el convenio para ampliar el Puerto de Altura.  

Con estos trabajos, la capacidad de carga del Puerto de Altura aumentará a través del desarrollo de una nueva plataforma para establecer o expandir terminales para la mejor operación de las actividades actuales y nuevas.  

En el evento en el que también se contó con la presencia del secretario de Marina (Semar), Almirante José Rafael Ojeda Durán, se explicó que en esta primera etapa se ampliará a 40 hectáreas el área que será susceptible de llegar a 120 hectáreas, siendo que en la actualidad Isla Cervera cuenta con 32 hectáreas. 

Con estos trabajos se atenderá el creciente movimiento de mercancías y despertará el interés de inversionistas, como es el caso de la empresa italiana Fincantieri, que invertirá 3 mil millones de pesos  en la construcción de un astillero que ocupará una superficie de 40 hectáreas, esto de manera adicional a la ampliación y modernización del Puerto de Altura. 

Al respecto, el gobernador Mauricio Vila Dosa expresó que no hay proyecto de infraestructura más grande que este, ya que prácticamente se llevó el tiempo de dos sexenios tratando de que cristalizaran las gestiones necesarias para su realización, debido al desarrollo económico que tiene Yucatán, y que exige infraestructura portuaria que brinde mayor competitividad.  

“Es parte del despegue que necesita Yucatán y, sin duda, el sureste de México. Estamos para que este proyecto se lleve a cabo y nos causa mucha felicidad cuando un proyecto que por años se ha trabajado se comienza a convertir en una realidad y eso obliga a trabajar de manera coordinada y dialogar para trabajar las diferencias, con la meta en común que es terminar este proyecto”, aseveró Vila Dosal. 

Ante el alcalde de Progreso, Julián Zacarías Curi, el mandatario estatal relató que, a 15 días de haber asumido la gubernatura, se reunió con Andrés Manuel López Obrador cuando todavía era presidente electo, para platicar sobre el rezago que cuenta el sureste del país por la falta de infraestructura, y le planteó la necesidad de tener un Puerto de Altura que permitiera a la entidad tener mayor competitividad y eso se logra al tener barcos más grandes y que disminuyan los costos logísticos, por lo que tras las constantes gestiones, se consiguió que este proyecto sea considerado entre las obras que se llevarán a cabo en conjunto con la iniciativa privada. 

“Por eso cuentan con todo nuestro apoyo y nuestra disposición para trabajar, porque este proyecto no solo es de Yucatán, sino de todo el sureste del país”, agregó Vila Dosal. 

Finalmente, el mandatario agradeció el interés del presidente López Obrador de detonar el sureste y Yucatán, así como al secretario de Marina, al director de la API Progreso y al alcalde progreseño por el trabajo coordinado para encauzar este proyecto. 

Por su parte, el titular de la Semar coincidió en que el desarrollo de este puerto va a servir mucho no solo para Yucatán, sino para la península y todo el sureste del país, por lo que el proyecto va a detonar esta región que por muchos años ha estado rezagada. 

También señaló que con ese proyecto se da un paso muy importante para tener un sureste más competitivo, y reiteró la disposición de la Semar para seguir sumando esfuerzos entorno al impulso de la zona. 

“Hay que transmitir las ganas de hacer las cosas. Quiero reiterar mi compromiso al gobernador de que se hará todo para que este proyecto salga bien. Este proyecto es una realidad y esta primera etapa se tiene que terminar antes de noviembre de 2023, si es antes mejor”, aseveró el funcionario federal. 

Por último, dijo que el presidente López Obrador quiere que este proyecto camine y se concrete, por lo que agradeció la amabilidad y confianza del Gobierno de Yucatán para sumar esfuerzos y volverlo una realidad.

 BENEFICIOS

Con estas acciones se podrán manejar mercancías e implementar modelos de negocio que antes no eran posibles, como gas natural o automóviles, y podrán llegar cruceros de mayor tamaño, liberando el potencial de Yucatán para escalar sus sectores logístico, manufacturero, de exportación y turístico. 

Por su parte, la disminución de costos logísticos por el aumento del tamaño de las embarcaciones mercantiles abrirá más oportunidades a empresas locales y a la industria establecida, lo que además se sumará a los atractivos del estado para atraer nuevas inversiones.  

Asimismo, se generarán nuevos empleos directos e indirectos durante su construcción y operación, además de que, una vez listo, permitirá la llegada de más cruceros y de mayor tamaño y, por lo tanto, con mayor número de turistas y la derrama económica que conlleva. 

El Convenio de Colaboración para el Proyecto de Ampliación y Modernización del Puerto de Altura de Progreso consta de 3 etapas: La primera es la “Planeación y Desarrollo del Proyecto”, que considera la licitación y elaboración de los estudios previos hasta la elaboración y entrega del Proyecto Ejecutivo, incluyendo el Registro en cartera ante la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; la segunda es la “Ejecución”, que corresponde a la realización de las licitaciones para la asignación de contratos de Obra Pública así como los Concursos Públicos Internacionales con base en la Ley de Puertos para la asignación de Contratos de Cesión Parcial de Derechos y Obligaciones en el área de ampliación, y la tercera etapa, que es de “Operación del Proyecto”, abarca desde la entrega de las áreas a los cesionarios, así como la operación de las nuevas terminales y/o Instalaciones portuarias.

En los últimos 10 años, el Puerto de Progreso ha mantenido un crecimiento en el tráfico portuario, desde movimientos de altura, importación, exportación y cabotaje, por lo que se requiere con urgencia que se realice su ampliación y modernización, toda vez que el calado oficial de 9.75 metros (32 pies) de Progreso provoca que este puerto se encuentre desfasado ante la tendencia de la industria de transporte marítimo.

Lo anterior se debe a que las embarcaciones que predominan en las rutas de comercio marítimo que operan en el Golfo de México y el litoral del Atlántico requieren calados hoy en día de 12 metros como mínimo, pero igual considerar que el tamaño de los barcos está en constante crecimiento, por lo que lo ideal sería hasta 15 metros.

Texto: Manuel Pool

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *