Vecinos expulsan a familia de vivienda

De acuerdo con reportes, quienes habitaba el predio almacenaban objetos presuntamente robados, como tanques de gas y motocicletas.

El conflicto, que sucedió minutos después de las 11 de la noche, inició con una llamada de un vecino de nombre José, en el que se hacía el reporte de que en un predio baldío, ubicado en la calle 20 x 25 y 27 de la colonia San Juan, se habían metido unas personas.

La policía acudió al lugar y verificaron el reporte, pero no encontraron nada en ese predio. Posteriormente, los uniformados fueron informados que un grupo de 60 a 80 personas estaban reunidos enfrente de la casa de la calle 20 por 27 de la Colonia San Juan.

Luego de unos minutos, hasta el lugar de los hechos llegaron 10 elementos de la policía municipal. El reloj marcaba 11:15 de la noche y los vecinos gritaban consignas contra los ocupantes de la casa, a quienes señalaban de que en el predio se almacenaban objetos presuntamente robados, como tanques de gas y motocicletas.

Los vecinos allí presentes querían que esa familia desaloje el lugar para que ellos mismos chequen lo que hay dentro del predio, incluso algunos decían que se queme la casa.

La propietaria de la vivienda, quien vive en la ciudad de Mérida, fue informada vía telefónica y ella comisionó a su representante, quien es un familiar, para que acudiera al lugar de inmediato.

Tras esto, la persona designada por la propietaria le pide a los ocupantes del predio que desocupen la residencia, pero la señora María “N” pidió dos días para poder desalojar el domicilio; sin embargo, la multitud seguía gritando consignas contra la familia del hogar.

El representante de la propietaria le pidió a la familia que desaloje de inmediato y para ello utilizaron a dos mototaxis, que sirvieron para transportar sus pertenencias. Adentro habitaban 3 adultos más y 4 niños.

Una vez desalojado el techo, los vecinos y la policía, junto con el representante de la propietaria, revisaron el lugar y no encontraron ninguno de los objetos que presumiblemente se decía eran robados.

Varios usuarios de Facebook comentaron que hay otras casas en la ciudad en las que hay familias como estas, pero que los vecinos aún no han tomado la decisión de actuar contra ellos como lo hicieron los habitantes de la colonia San Juan.

Se informó que la casa ya había sido inspeccionado por la policía hace casi dos semanas debido a reportes de vecinos y también no encontraron nada.

Texto: Bernardino Paz Celis

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *