Vienen por empleo

De junio del 2018 a junio de este año se incrementó en 26 mil 640 la cifra de nuevos habitantes en Yucatán, y con ello la Población Económicamente Activa (PEA), es decir, la que está en facultades laborales ya sea que lo demande o no, ya que en ese mismo lapso aumentó a 9 mil 517 personas más.

A pesar de este incremento poblacional, la entidad mantiene la tercera posición nacional con la tasa más baja de desempleo según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
En ese listado de la dependencia sobre tasas de desempleo el orden es el siguiente: Oaxaca con 1.3%, Guerrero 1.4%, Yucatán 1.8%, Morelos 2.4% y Baja California 2.5%, por mencionar algunos.

No obstante, este incremento poblacional significó también un aumento en el número de personas desocupadas en esta entidad, entre junio del 2018 y junio de este año, al pasar de 1.5 a 1.8 por ciento.

De acuerdo con el Inegi, el año pasado se contabilizó a 16 mil 311 desempleados, mientras que este año la cifra es de 19 mil 114, una diferencia según la ENOE de dos mil 803 personas desempleadas más para el año en curso.

La paraestatal refiere sobre la conducta actual laboral que: “El aumento de 9 mil 517 personas es consecuencia tanto del crecimiento demográfico, como de las expectativas que tiene la población de contribuir o no en la actividad económica”.

Ayer informamos que la misma encuesta reportó una caída en la participación general de la PEA de esta entidad en la actividad informal de 5.3 puntos porcentuales.

De acuerdo con la ENOE: “todas las modalidades de empleo informal sumaron 631 mil 322 personas en Yucatán”, según el comparativo trimestral de la dependencia, que el año pasado en el mismo periodo abril-junio fue de 666 mil 847.

Cabe señalar que el Inegi considera dos aspectos relevantes en la conducta laboral informal, el total general que representan más de medio millón de personas en esta entidad, y el desglose por sectores que realiza.

Los tres sectores considerados dentro de la informalidad laboral son: trabajo doméstico remunerado, empresas, gobierno e instituciones y el ámbito agropecuario. Todas registraron caída en actividad de informalidad.

El trabajo doméstico y el ámbito agropecuario registran una reducción aproximada de casi dos mil personas menos, al comparar los trimestres de abril-junio de este año y el mismo periodo del 2018. Para el caso de la informalidad en gobierno e instituciones la baja es de casi 20 mil personas.

Sobre ese aspecto, el Gobierno del Estado emitió ayer un comunicado en donde asegura que “en el segundo trimestre de 2019, la tasa de informalidad laboral registró un valor de 56.6, la más baja de su historia”. Y que la cifra más baja de la que se tenía registro en el estado corresponde al primer trimestre de 2006, con un valor de 57, esto hace 13 años.

Cabe reiterar que la población total que vive en Yucatán se incrementó, como damos cuenta al principio de este texto, en 26 mil 640 personas en menos de un año. Ya que en 2018 se tenía dos millones 196 mil 284 habitantes, mientras que en junio pasado se contabilizaron dos millones 222 mil 924 personas. Es decir, una diferencia de 26 mil 640 personas.

El gobierno local reconoció el estudio realizado por el Inegi, como la principal fuente de información sobre el mercado laboral mexicano, que ofrece datos mensuales y trimestrales de la fuerza de trabajo, la ocupación, la informalidad laboral, la subocupación y la desocupación.

Constituye también el proyecto estadístico continuo más grande del país al proporcionar cifras nacionales y de cuatro tamaños de localidad, de cada una de las 32 entidades federativas y para un total de 36 ciudades, asevera en comunicado oficial.

Texto: Iván Duarte
Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *