Vila rinde protesta como alcalde de Mérida

El licenciado Mauricio Vila Dosal rindió protesta anoche como alcalde de Mérida para el trienio 2015-2018 en una Sesión Solemne realizada en los bajos del Palacio Municipal y pidió su invitado especial, el gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, sumar esfuerzos por los meridanos porque se vienen tiempos difíciles, principalmente por la situación económica mundial y los recortes para el próximo año.

Tal como estaba programado, la sesión se realizó en un estrado colocado en la esquina de la calle 62×61, a un lado del Centro Cultural Olimpo, que sí estuvo listo pese a que la lluvia vespertina hizo estragos en la estructura y lona que estaban colocando.

"Estoy aquí por voluntad de miles de meridanos, que eligieron nuestra propuesta. Eso representa una exigencia a mi trabajo y no les fallaré", indicó en su mensaje.

Ante el gobernador Rolando Zapata dijo que pondrá por delante el diálogo, ya que la ciudad y los ciudadanos es la prioridad, principalmente ahora que los nubarrones de la economía se vienen encima de nosotros.

"Ante este escenario, señor gobernador, ofrezco mi mano extendida a su gobierno y al gobierno federal y lo invito a que inauguremos una nueva etapa por el bien de los meridanos, especialmente ahora que los nubarrones de la economía amenazan con llovernos desesperanza y austeridad. Si revisamos la coyuntura actual podremos observar que, en el plano nacional tenemos un panorama claramente adverso”, recalcó.

Reconoció que la coordinación de todos los órganos de gobierno se debe materializar, ya que es tiempo de unidad y propósito por el bien de los ciudadanos.

Ante cientos de meridanos, entre ellos los ex alcaldes de Mérida Luis Correa Mena, Xavier Abreu Sierra, Manuel Fuentes Alcocer, César Bojórquez Zapata y Renán Barrera, Vila Dosal emitió un discurso conciliador, de suma de esfuerzos, de reconocimiento a todos los habitantes de Mérida, sin importar el estado o país del que provengan.

"Mérida es tan generosa que aquí nadie es extranjero", recalcó.

Sobre su gobierno, dijo que será de continuidad a lo hecho por los gobiernos humanistas del PAN que lo han antecedido desde Ana Rosa Payán Cervera hasta Renán Barrera Concha, quien por cierto, se llevó carretadas de aplausos.

Aunque impondrá un nuevo modelo administrativo en referencia a las tres coordinaciones generales y la desaparición de direcciones y la unión de otras.

"Esta reorganización administrativa representa un ahorro en los tres años de este gobierno municipal de más de 80 millones de pesos, principalmente en los trabajadores de confianza. Esta reorganización no afectará a los trabajadores de base ni a los sindicalizados", señaló.

Es más, aclaró que no se meterá en la organización interna de los sindicatos.

Detalló que impulsará a Mérida como el proyecto de “Ciudad Blanca” que todos conocen, pero que necesita un nuevo impulso y que sea ejemplo nacional e internacional.

“Impulsaremos, una marca-ciudad que represente vanguardia e innovación. Por eso estamos adoptando como sello de nuestra gestión la referencia histórica y cultural de “Mérida, Ciudad Blanca”, porque en ella se sintetiza a plenitud nuestra cultura ancestral que nos ha dado identidad y reconocimiento en cualquier parte del planeta”, dijo.

“Pero debo aclarar que la marca “Mérida, Ciudad Blanca”, ya no sólo será aquella que sea reconocida por su limpieza o por la blancura de sus edificios, sino además por el ejercicio de una renovada cultura política y de valores cívicos y familiares, así como también por la capacidad de ser una urbe que se caracterice por su innovación constante”, señaló.

Fue una ceremonia sencilla, pero significativa que contó con varios invitados especiales, entre ellos el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortez.

La solemnidad del acto, que inició de manera puntual a las 20 horas, incluyó honores al Lábaro Patrio con la escolta de la Policía Municipal de Mérida, así como la entonación del glorioso Himno Nacional por la soprano Vania Pallarés Gil.

Desde las siete de la noche los espacios comenzaron a ocuparse por parte del público que acude para presenciar el acto protocolario. La antesala de una pertinaz lluvia permitió disfrutar de una noche fresca y agradable.

El gobernador Zapata Bello llegó a Palacio Municipal minutos antes de las 20 horas y fue recibido en el despacho de presidencia por Mauricio Vila Dosal acompañado de los integrantes del Cabildo.

Como se informó con anterioridad, el acto no incluyó ni fuegos artificiales, ni brindis, ni bocadillos a fin de mantener la austeridad.

Al finalizar el acto protocolario actuarán algunos grupos artísticos del Ayuntamiento de Mérida.- Esteban Cruz Obando

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *