¿Y la cantera, apá?

Por Rodrigo Aguilar

Chivas se hunde y sin meter las manos. El repaso que le dio el América en el Clásico del pasado sábado no sorprende, pero sí preocupa y exhibe la distancia entre dos clubes archirrivales que han trabajado en forma muy distinta en los últimos años.

Los azulcremas son nuevamente serios aspirantes al campeonato, producto de una adecuada planeación, un plantel vasto y con un técnico que sabe sacar lo mejor de sus jugadores y al cual la directiva le ha dado la confianza y lo ha mantenido al frente.

Del lado rojiblanco son casi la antítesis, con malas decisiones en todos los niveles de la organización, han dejado ir a sus mejores hombres y mantienen jugadores que cobran caro y que producen muy poco; un plantel corto y una directiva en crisis que no ha podido desarrollar un proyecto serio.

El mal momento del equipo se ha prolongado ya a cuatro torneos sin Liguilla y a ser penúltimos en la tabla de descenso, podría ser la peor etapa en la historia del Club. La directiva parece no encontrar la salida y su “solución” ha sido despedir directores técnicos y después “pepenar” otros sin chmaba, pero ninguno ha logrado sacarlos del hoyo.

Los jugadores por su parte reconocen que han quedado a deber, que han cometido errores absurdos por falta de concentración y que su rendimiento ha estado muy por debajo de lo que se espera pero eso tampoco soluciona nada.

Dentro de todo este desastre hay algo que preocupa aun más, la falta de producción de jugadores desde su cantera, algo que durante muchos años fue una fortaleza del Club y hoy es una debilidad. El único caso relevante actualmente es del José Juan Macías y hoy juega para el León. Justo cuando más necesita el equipo recurrir a sus fuerzas básicas es cuando menos opciones tiene. Éste es un tema en el que la directiva debería poner mayor atención porque de ser un equipo que producía y hasta exportaba jugadores hoy los compra caros y de bajo rendimiento. De seguir así no verán la luz al final del túnel.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *