Y siguen reinando

Mary Carmen Rosado Mota
@mary_rosmot
latribunaesnuestra@gmail.com

Hace un año por estas mismas fechas les escribí sobre las reinas del norte, refiriéndome a Tigres y Monterrey por las dos finales de la Liga femenil disputadas durante el 2019 entre estos equipos, dejando como resultado un campeonato para cada club. Este año tras la cancelación del Clausura 2020 por la pandemia de COVID-19 y el posterior regreso para un nuevo torneo, estos equipos están nuevamente disputando una final ahora en el Guard1anes 2020.

Y vaya que año con año van mejorando sus resultados y los números que demuestran porque estos clubes están siempre en lo más alto de la Liga MX Femenil. De las 17 jornadas disputadas Tigres ganó 15 partidos y Monterrey 13, entre ambos equipos sumaron 87 puntos y anotaron 91 goles en la fase regular, terminando en las posiciones 1 y 3 de la tabla general, respectivamente.

¿Pero cuál es el secreto? ¿Por qué estos dos planteles parecen dominar sin mayor problema la liga? Considero que es el momento de voltear a ver y analizar realmente lo que sucede en Nuevo León cuando se toman con mayor seriedad a los equipos femeniles y no solo como proyectos que cumplen un requisito.

Quizá podríamos decir que estos planteles han encontrado la mezcla perfecta de juventud con experiencia; incluso futbolistas como Natalia Gómez Junco, Nayeli Rangel y Stephany Mayor, han regresado del extranjero para unirse a las filas de Tigres, pero también vemos a una Katty Martínez, campeona de goleo, que salió de fuerzas básicas.

Tanto Tigres como Monterrey presentaron bajas por COVID-19 de algunas jugadoras durante la fase regular, sin embargo, sus entrenadores Roberto Medina y Héctor Becerra lograron gestionar a sus bancas para no perder el ritmo y mantenerse siempre en la lucha por la cima de la tabla, cosa que finalmente logró Tigres pero con tan solo 5 puntos de ventaja a Monterrey.

Punto y aparte, Tigres merece un distinguido reconocimiento, pues desde el 2018 ha disputado de forma consecutivas 5 de las 6 finales que se han jugado; Para Monterrey es su cuarta final y aunque perdió el partido de ida en casa, este lunes por la noche salió a darlo todo en el Volcán para intentar igualar el número de campeonatos de las felinas.

¡Vaya clásico regio que vimos! Hoy más que nunca podemos y debemos disfrutar del futbol que nos ofrecen estos clubes, independientemente de la capitana que levantó ayer el trofeo, somos testigos de que un año ha pasado y las del norte siguen reinando.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *