Y usted, ¿Cómo reserva su hotel?

Por Carlos Pérez

Es julio y muchos están comenzando vacaciones, sobre todo los estudiantes que tienen en este mes y algunos en el otro un período vacacional; para los que poseen oportunidad de salir de la ciudad y descansar unos días ha comenzado la planeación: a dónde ir, cuál es el mejor precio, cómo nos trasladamos al sitio, en qué hotel nos hospedamos y cómo reservamos; con estas dos últimas preguntas nos quedamos y platicamos el día de hoy.

Hace unos cuantos años para atrás (y no muchos) era común decir: llama a la agencia de viajes y reserva un hotel, pero hoy la llegada de plataformas para reservas de hotel y la nueva manera de hospedarse en Airbnb, un sitio de software dedicado al comercio de alojamientos por medio de la cual los propietarios de vivienda pueden publicitar y conseguir al ocupante, ha permitido más opciones y una gama de oportunidades para seleccionar un lugar cómodo, ideal y a un buen precio. Además, podemos agregar otros sitios de internet que han resultado exitosos en varios aspectos desde recomendar un buen hotel hasta un excelente precio, entre ellos se encuentra: Booking.com; Hoteles,com; Trivago,com; Expedia.com; Kayak.com. a este se le considera buscador de vuelos, pero es muy recomendable para hoteles y Agoda.com, especializado en Asia y Oceanía; estos son sólo algunos de los muchos sitios a los que se puede acudir en búsqueda de los mejores hoteles con calidad de atención y a un magnífico precio.

Para muchos hoteleros estas plataformas se vuelven una competencia desleal, sin embargo, para los vacacionistas son opciones para seleccionar un sitio de alojamiento. El reto lo tienen los hoteleros y agencias de viaje quienes se han visto obligados a proporcionar un servicio al cliente mucho más allá, es decir, no solo cumplir con lo que se promete, también lograr lo que los expertos en consultoría empresarial mencionan, dar un valor agregado y diferenciador a los clientes. La pregunta que debemos hacernos hoy: ¿Qué hicieron estas empresas para lograr ese éxito en poco tiempo? Sin duda la era digital ha jugado un papel fundamental, pero esto no puede ser un pretexto para quedarse estancado. Más bien se trata de subirse al barco de lo digital, de mejorar los estándares y competir con un servicio de mayor calidad. Al final de la historia el beneficio es para los clientes, quienes al haber competencia tenemos mayores opciones para elegir. Y tu negocio ¿se sube al barco?

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *