Yucatán a punto de romper récord ante extremas temperaturas

Juan Vázquez Montalvo, meteorólogo del Comité Institucional para la Atención de Fenómenos Meteorológicos Extremos de la Uady, recordó que en 1986 fue la última vez que se habían soportado las altas temperaturas en la entidad, sin embargo, en 2011 este clima ya se había igualado, con respecto a la fecha de hoy, se cumpliría nuevamente la coincidencia.

 

Destacó que Mérida cuenta con varios “Micro climas” derivados de la falta de árboles en diversas zonas de la ciudad, por lo tanto, señaló que, en el área sur – sureste, cerca de la Base Aérea, las temperaturas no son tan altas debido a la vegetación de la zona.

 

“Ahí se registran las temperaturas más bajas de Mérida, estamos hablando de Morelos, María Luisa, Delio Moreno y San Antonio Xluch; la siguiente zona menos caliente es la oriente y parte de la noreste -Pacabtún, Chuminópolis, Industrial, Brisas, Ávila Camacho y Los Pinos, entre otras- y luego son un horno los sectores poniente y norte, a partir de Altabrisa, Francisco de Montejo, Las Américas, Juan Pablo II, Ciudad Caucel, Yucalpetén, Ciudad Industrial y el Centro Histórico”, indicó.

 

“Cuando se presentan temperaturas altas, ahí aumentan hasta dos a tres grados más, de ahí que cuando vemos los reportes de las estaciones meteorológicas hay una variación”, añadió.

 

Agregó que al interior del estado zonas como Motul, Izamal, Ticul, Tekax, Peto, y Valladolid, presentan las mismas condiciones extremas originadas por el calor, por la falta de árboles.

 

Progreso esta en esta categoría puesto que a presentado registro muy altos de calor generados de la poca brisa y la entrada del aire cálido del sur-sureste.

El especialista explicó que la ola de calor extremo está constituida por radiación solar y humedad la cual en el estado es definida por la sensación de “Bochorno”.

 

“Esto se refleja en la cantidad de humedad que se tenga, al haber más será mayor la sensación térmica o índice de calor, incluso puede aumentar hasta 10 grados; sudamos mucho, hay mucho bochorno”, concluyó

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: