Yucatán, una esperanza de inversión

Las inversiones en los sectores de la construcción e inmobiliario son pilares para la recuperación económica

Según el Indicador de Ambiente de Negocios (ADN) 2020, Yucatán fue calificada como la entidad federativa del país que mejores condiciones tiene para hacer negocios, situación que se refleja en que inclusive durante los difíciles momentos que se derivaron de la pandemia, los anuncios de nuevas inversiones han sido constantes.

Y en medio de un ambiente de incertidumbre que comenzó con la aparición del primer caso reportado de coronavirus en la entidad, y que con el paso de los días se acrecentó con el cierre de actividades casi en su totalidad, un factor que evitó que la economía se desplome por completo fue el clima de seguridad y el anuncio de importantes inversiones privadas, destacándose las correspondientes a los del sector de la construcción e inmobiliario.

De acuerdo al secretario de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet), Ernesto Herrera Novelo, al momento se ha recuperado el 70% de los más de 22 mil empleos perdidos en Yucatán en 2020, y esto ha ocurrido sobre todo en los sectores antes mencionados, que se han convertido en pilares para la recuperación económica.

Ejemplo de ello es la empresa Sustainable Stadia Development, ubicada en Nueva York, que construirá el Estadio Sostenible de Yucatán (ESY), un inmueble en la ciudad blanca que albergará partidos de los Venados de Mérida y de los Leones de Yucatán, y que invertirá 2 mil 200 millones de pesos y generará 6 mil empleos.

Además, recientemente se anunció la construcción de un moderno complejo habitacional sustentable, que ofrecerá el mismo número de vacantes laborales que el estadio, e invertirá 4 mil millones de pesos que se quedarán en empresas yucatecas.

El Gobierno del Estado tampoco se ha quedado atrás. Además de las ciclovías que atraviesan la ciudad, presentó el programa de Mejora a la Movilidad y la Infraestructura Vial, que consiste en una serie de obras en glorietas y puentes del periférico de Mérida. La inversión será de 760 millones de pesos y creará 11 mil fuentes de empleos.

De igual forma, el pasado 8 de febrero se dio el banderazo de inicio de construcción del proyecto Yucalpetén Resort Marina, que con una inversión de más de 2 mil millones de pesos generará 2 mil empleos. Contempla 4 Torres residenciales, Beach Club, Marina, Village Comercial y Hotel Boutique.

Otra obra es el nuevo aeropuerto de Mérida, anunciada por el gobernador, Mauricio Vila Dosal; aunque no hay fecha para el arranque, la inversión privada será de 10 mil millones de pesos y también dará miles de trabajos.

La autoridad estatal ha señalado que toda obra de infraestructura “es bienvenida a Yucatán”, siempre y cuando las reglas estén claras, sea una obra necesaria y amigable con el medio ambiente.

Ante este panorama, especialistas como el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Yucatán, Raúl Aguilar Baqueiro, consideran que, si bien el escenario no fue nada positivo durante el 2020, hay condiciones que han permitido una aceleración en la reactivación económica.

Yucatán debe aprovechar ventajas competitivas

Pese a la pandemia, Yucatán ha mantenido números positivos en cuanto a la generación de empleos y la llegada de nuevas inversiones; sin embargo, requiere atraer el mercado del retirado nacional y extranjero, ya que la ciudad cuenta con inmejorables condiciones de conectividad, seguridad, clima, atractivos turísticos e infraestructura hospitalaria, afirmó José Villarreal Lamas, fundador de Orange Investments.

Durante la presentación del estudio “Inteligencia, Fortalezas y Oportunidades de Yucatán”, se dio a conocer que en los últimos 10 años la ciudad ha crecido de manera importante, a tasas superiores al resto del país, más no necesariamente por el motor de productividad económica, sino por el atractivo en cuanto a temas de seguridad, inmobiliario y comercio.

“Para que la ciudad pueda mantener y mejorar el entorno económico, se requiere subir el ranking nacional en el manejo de carga y contenedores en el puerto de Progreso, y ser un jugador importante sacando el mayor provecho estratégico de la ciudad con esta infraestructura”, manifestó el representante de esta empresa.

Destacó que es necesario impulsar el turismo de cruceros, ofreciendo cada día más alternativas para lograr tener una derrama económica más importante, ya que no solo basta con llegar al puerto de Progreso, sino que los visitantes lleguen a Mérida.

Por ello, Villarreal Lamas dijo que el reto será aprovechar todo lo que tiene el estado para atraer detonadores económicos, que permitan crecer el poder adquisitivo de la población.

“Hay que atraer mercados nacionales y extranjeros, que vengan a la ciudad a invertir y que se generen empleos, ya que Mérida es una de las mejores ciudades del país para vivir”, aseveró.

También resaltó que es responsabilidad del gobierno y de la iniciativa privada dar la certeza jurídica necesaria y poner las condiciones de atraer a todo el que quiera seguir impulsando la región, el estado y la ciudad.

De igual forma recordó que en el 2011 Mérida fue nombrada la Ciudad de la Paz, título otorgado por la Unesco, ya que cuenta con buen clima, infraestructura, bajo costo de vida, y alta calidad de los servicios médicos, entre otros factores.

“Este estudio arrojó que alrededor del 26% de la población cuenta con un nivel socioeconómico de medio a alto, y la mayoría de ellos se concentra en el norte de la ciudad. El porcentaje de población económicamente activa de Mérida es del 63%, este es un indicador relevante de la gente en la edad laboral que genera ingresos para la ciudad y derrama económica del país”, expresó.

Yucatán se ubica en los 10 primeros lugares de tasa de desocupación, es decir, 3.56%, en comparación con estados como Quintana Roo y Ciudad de México, que presentan tasas altas 10 y 8.17, respectivamente.

También detalló que la generación de empleos en el estado creció un 18.3% en los primeros cuatro meses de 2019, con respecto al mismo periodo de 2018, generando un total de 90 mil 717 empleos, en las áreas de maquiladoras de exportación, industria automotriz, industria aeroespacial, acciones gubernamentales para combatir pobreza, y energías renovables.

Texto: Georgina Bacelis / Manuel Pool
Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *