EU armará a Japón ante la amenaza de Norcorea

El Departamento de Estado estadounidense aprobó ayer la venta de una partida de misiles a Japón por valor de 133.3 millones de dólares, operación que servirá, dijo, para reforzar la capacidad defensiva de un aliado “ante la conducta provocativa de Corea del Norte”.
La operación, que aún debe recibir el visto bueno por parte del Congreso, incluye la venta de cuatro misiles estándares, tres misiles SM-3 y cuatro lanzaderas MK29, así como la provisión de apoyo técnico y operativo de Estados Unidos.
“(El acuerdo) iría en la línea del compromiso del presidente (Donald) Trump de aportar apoyo defensivo adicional a nuestros aliados amenazados por la conducta provocativa de Corea del Norte”, apuntó un funcionario del Departamento de Estado en un comunicado al que tuvo acceso Efe.
Según la nota, con estos misiles Japón verá reforzado su sistema de defensa antimisiles, lo que servirá, además, para aumentar la seguridad en las instalaciones que Estados Unidos tiene en la región.
De acuerdo con los últimos datos oficiales divulgados por el Departamento de Estado, en 2016 el Congreso autorizó la venta de armamento a Japón por valor de 7,995 millones de dólares.
El secretario del Departamento de Defensa de EU, James Mattis, y su homólogo japonés, Itsunori Onodera, coincidieron hoy en la importancia de incrementar la presión sobre Pyongyang para frenar su programa nuclear y acabar con sus “acciones provocativas y amenazantes”.
Los dos líderes hicieron estas valoraciones en una llamada telefónica que coincide con el inicio de la primera reunión en más de dos años de las dos Coreas, que viven un momento de distensión.
Durante su conversación, Mattis y Onodera “condenaron el comportamiento temerario e ilegal de Corea del Norte” y coincidieron en la importancia de incrementar la presión sobre Pyongyang para acabar con sus “acciones provocativas y amenazantes”, informó en un comunicado el Departamento de Defensa de Estados Unidos.
En ese sentido, los dos funcionarios consideraron que el incremento de la presión forzaría al régimen de Kim Jong-un a “tomar la decisión estratégica de abandonar sus programas nucleares y de misiles”, según detalla la nota.
Además, tanto Mattis como Onodera subrayaron la importancia de “obtener apoyo internacional y cooperar con socios internacionales en la campaña de presión” contra Corea del Norte.
Por su parte, además, Mattis describió a Corea del Norte como un “problema global” y reiteró el compromiso de Estados Unidos en la defensa de Japón.
El llamado a incrementar la presión sobre Pyongyang se produce en un momento de distensión entre las dos Coreas.
De hecho, las dos Coreas iniciaron hoy su primera reunión en más de dos años, un encuentro centrado en facilitar la participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno pero en el que también se va a tratar de apaciguar la tensión regional, informó a Efe el Ministerio de Unificación del Sur.
El encuentro es el primero de alto nivel desde diciembre de 2015 entre ambos países -que técnicamente siguen en guerra desde hace más de 65 años y no mantienen oficialmente relaciones diplomáticas-.
La participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno que tendrán lugar en febrero en el condado surcoreano de PyeongChang podría rebajar la tensión regional después de un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas norcoreanas y el tono beligerante con el que ha respondido al régimen el presidente de EE.UU., Donald Trump.
WASHINGTON, DC
Texto y foto: EFE
error: