Manchester City sentencia la eliminatoria ante Basel

EL MANCHESTER CITY puso los dos pies en los cuartos de final de la Champions aplastando a un Basilea que apenas le mantuvo el 0-0 durante los 14 minutos que tardó Gündogan en abrir el marcador. Al descanso (0-3) ya estaba solventada la eliminatoria y al final, el 0-4 mostró la diferencia entre dos equipos que viven realidades absolutamente distintas.

El partido fue poco menos que un monólogo citizen, que controló el juego con absoluta comodidad y solamente pasó dos momentos de apuro, uno de ellos que, quizá, pudo cambiar el rumbo de la noche pero que en absoluto rebajaron el aplastante dominio que disfrutó en su estreno frente a un rival suizo.

A los 14 minutos Gündogan remató de cabeza a la red el centro de De Bruyne para apagar los ánimos del Basilea, que poco antes protestó con ganas un posible penalti de Otamendi a Oberlin, a quien desestabilizó con un empujón a su entrada en el área de Ederson, quien también tuvo que intervenir con fortuna en una salida apresurada para rechazar un balón con los pies en una contra inesperada de los locales.

Al cuarto de hora el grupo de Pep Guardiola superaba el 80 por ciento de posesión y entendía lógico ese 0-1, que en un santiamén se alargó al 0-3, con un remate cruzado y por alto de Bernardo Silva primero y un disparo lejano y sorprendente de Agüero. En 23 minutos el posible penalti de Otamendi era apenas una anécdota en el aplastamiento del City.

Al descanso el líder de la Premier había marcado 3 goles en 5 remates, 4 entre los palos, y superaba el 76 por ciento de posesión absoluta frente a un rival rendido a la evidencia, acompañado por una hinchada incansable pero al que se sospechaba consciente de la importancia de mantener las formas para que el partido no desembocase en una goleada histórica.

De esta manera avisó apenas comenzar con un gran disparo de Elyounoussi al que respondió excelente Ederson… Y que dio paso al inmediato 0-4, anotado por Gündogan en un soberbio disparo lejano para, a partir de ahí, convertir el choque en una locura de ida y vuelta que dejó al descubierto tanto el poco tino de la zaga Sky Blue como la fortuna del Basilea, que se libró de una goleada de escándalo.

Pudo, ciertamente, marcar un quinto gol el Manchester City para igualar el record que mantiene el Bayern Múnich desde la temporada 2008-09 como visitante en la eliminatoria de octavos de final (venció 0-5 en Lisboa al Sporting), pero mantuvo a duras penas el Basilea el resultado, conformándose ambos con ese 0-4 que convertirá la vuelta en un simple amistoso.

 

Texto y foto: Agencias

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: