Patriotas comienzan su marcha hacia el Super Bowl

AQUÍ VAN LOS PATRIOTAS de Nueva Inglaterra a la conquista de la NFL, otra vez, pero comparados con la versión campeona de febrero pasado, parecen corregidos y aumentados.
Cuando llegue la patada de salida contra los Tennessee Titans hoy sábado a las 19:15 horas, los Patriots de nuevo contarán con el que para muchos es el mejor ala cerrada de la actualidad y una de las armas más consistentes del quarterback Tom Brady: Rob Gronkowski.
“Rob es un gran jugador y ha sido uno de los puntos focales de nuestra ofensiva”, dijo Brady. “Hace un gran trabajo en el juego por carrera, por pase, corto, intermedio, profundo. Creo que ha sido un gran jugador desde el día que llegó aquí”.
Gronkowski pasó la postemporada anterior lastimado de la espalda, ni siquiera pudo jugar el Super Bowl, en el que New England estuvo cerca de perder, antes de librar la remontada más grande en la historia del juego grande.
Este año, el carismático jugador regresó en plan grande, con 64 pases completos para 1,084 yardas y ocho touchdowns, en 14 partidos que disputó. Sólo faltó a un partido por lesión; participó en 79 por ciento de las jugadas ofensivas de los Patriots, apenas meses después de que en diciembre del 2016 pasó por su tercera cirugía de espalda.
“Estoy muy emocionado de estar aquí otra vez”, comentó Gronkowski en referencia al partido divisional que disputará hoy contra los Titans. “No fui parte del campeonato el año pasado. Así que estaré súper emocionado de salir al campo con los muchachos otra vez. Es mi primer partido de playoffs en buen tiempo, así que estoy emocionado”.
Gronkowski, de 28 años, se pasea por todo el vestidor siempre con una sonrisa. Sólo atiende medios de comunicación un día a la semana. Pero de manera informal, saluda amable a cualquier periodista que se le atraviesa.
“Es probablemente el mejor ala cerrada de la NFL”, dijo el entrenador de los Titans, Mike Mularky. “Tienes que estar pendiente en todo momento del lugar donde está o te hará pagar. Es grande, rápido y explosivo. Además puede bloquear como si fuera un liniero ofensivo”.
Brady dijo estar consciente de que los rivales, esta vez Tennessee, intentarán sacarlo del juego con todas las maniobras posibles, pero aseguró que después de ver a su equipo más sano que nunca, si los Titans intentan mandar varios jugadores sobre él, habrá otros que harán daño.
“Todos van a tener que hacer jugadas”, afirmó Brady. “A cualquiera que le mande el balón, tendrá que hacer jugadas. Si sacan a ‘Gronk’, tendremos que ir con los otros muchachos. Si lo dejan descubierto, vamos a ir con él”.
Gronkowski ha tenido al menos una recepción en cada uno de sus últimos cinco partidos de playoffs en los que ha participado. Los únicos otros jugadores en la era del Súper Bowl que lograron rachas más largas fueron el legendario ex ala abierta de los Pittsburgh Steelers, John Stallworth, con ocho, y el ex receptor de los Patriots David Givens con siete.
Además, el ala cerrada de los Patriots suma nueve touchdowns en igual número de juegos de postemporada.

SU ÚNICO MIEDO

Para los New England Patriots, el corredor Derrick Henry es uno de los principales culpables de su desvelo.
El entrenador Bill Belichick consideró a Henry como uno de los jugadores más completos en su posición, capaz de castigar físicamente o salir en campo abierto como el más explosivo de los corredores.
Henry abrirá como titular por segunda semana consecutiva en la postemporada, con los Titans.
“Es un muchacho muy difícil para tacklear“, dijo Belichick, en conferencia de prensa. “Corre muy fuerte, es poderoso, rompe tackleadas y es muy bueno en campo abierto“.

 

Texto y foto: Agencias

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: