Travis Kalanick pondrá a la venta parte de Uber

El cofundador de Uber y ex CEO, Travis Kalanick, planea vender un tercio de su participación, que en total corresponde al 10% de la compañía, por cerca de 1.4 mil millones de dólares, dijo a Bloomberg una fuente que conoce sobre este tipo de transacciones.
Según publica el medio Inc., Kalanick, quien renunció a su cargo en junio pasado en medio de la presión de los inversores, está vendiendo sus acciones a SoftBank Group y un consorcio de inversores, operación que podría cerrarse este mes.
El acuerdo valora a Uber en 48 mil millones de dólares, una caída del 30% desde su valoración anterior de 68 mil millones en 2016.
Según los informes, Kalanick quería vender la mitad de sus acciones, pero, debido a los límites establecidos en el acuerdo entre los compradores y Uber, únicamente tiene autorización de vender un tercio.
De acuerdo con los expertos la venta ayudará a disminuir las preocupaciones de los inversores y prepará el camino para que la compañía salga a la bolsa de valores con una oferta pública inicial en 2019.
Y es que Uber tuvo un 2017 complicado. En noviembre anunció que había solucionado una brecha de seguridad que comprometió los datos de 57 millones de clientes. Además, hubo denuncias de acoso sexual y revelaciones de que usó la tecnología para engañar a las autoridades de todo el mundo. Estas fueron algunas de las razones por las que Kalanick fue reemplazado por el ex ejecutivo de la industria de viajes Dara Khosrowshahi en agosto de 2017.
Lanzamiento. Por otro lado, la compañía Intel, en el marco del CES 2018, presentó la 8ª generación de sus procesadores Core con gráficas Radeon RX Vega M, pensados para cubrir las necesidades de los jugadores, los creadores de contenidos y los aficionados a la realidad virtual y aumentada.
La nueva generación se va a ofrecer en dos configuraciones: 8ª generación de procesadores Intel Core con gráficas Radeon RX Vega M GL (65W de potencia total); y 8ª generación de procesadores Intel Core con gráficas Radeon RX Vega M GH (100W de potencia total) que incorporan una configuración desbloqueada.
Estas unidades combinan una CPU de cuatro núcleos y 4GB de memoria HBM2 dedicada, usando para ello la tecnología Embedded Multi-Die Interconnect Bridge (EMIB) de Intel, que actúa con un puente de información inteligente y de alta velocidad entre la GPU y la memoria HBM2 y reduce la huella de silicio habitual a menos de la mitad en comparación con los componentes implementados por separado.
Con estos ahorros de espacio, los fabricantes tienen más libertad y flexibilidad para elaborar dispositivos finos y ligeros. Por ejemplo, muchos sistemas con tres años de antigüedad pesan casi 3 kilos, tienen baterías de apenas cuatro horas de duración y un grosor de más de 32 mm. Con este nuevo procesador se estima que se podrán crear equipos de menos de 17mm capaces de funcionar hasta ocho horas con una única carga, ofreciendo al mismo tiempo un máximo rendimiento.
Texto: El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *