Alza de precios en el estado

El mes finaliza con el 6.1%

La perturbación atmosférica ocurrida hace poco más de una semana en la entidad ocasionó daños en los cultivos de maíz en el cono sur, por lo que se ha registrado escasez del producto y, por ende, se ha generado un aumento en el precio del bulto del cereal, por el que en municipios como Oxkutzcab y alrededores hoy pagan los molineros un precio de hasta 380 pesos, cuando antes se conseguía en $250, es decir, a 5 pesos por kilo.

Por esta situación, el pasado lunes 26 de abril el precio de las tortillas llegó a los 20 pesos y la masa se cotizó en 14 pesos el kilo. Así lo comentó a Peninsular Punto Medio la señora María Elena Cimé Espinosa, propietaria de la tortillería “La Carmita”, del barrio de La Mejorada, en Oxkutzcab, quien dijo que ante la falta de producto local se tiene que comprar el grano que se trae de Sinaloa.

A pesar de esto el cereal escasea, por lo que se cuida a tal grado que se trata de no vender masa más que a la clientela habitual, en este caso a los propietarios de loncherías y puestos de antojitos que compran entre 30 a 40 kilos diarios, a fin de no quedarse sin materia prima para elaborar las tortillas, que se mantuvieron mucho tiempo primero en 16 pesos el kilo y luego en $18, lo mismo que la masa que también subió dos pesos.

Y si las cosas están de esta manera en dicha ciudad del sur del estado, en la capital yucateca se reporta que los repartidores en motocicleta entregan su producto a domicilio a un precio de 22 pesos el kilo.

A todo esto, se suma el alza en los precios de la energía eléctrica y del gas butano; en este último caso el cilindro de 30 kilos se cotizó entre los 770 y 780 pesos, mientras que el de 20 kilos estuvo, dependiendo de la empresa distribuidora, a un precio de 550 y hasta 590 pesos.

Así lo indicó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño, Servicios y Turismo de Mérida, Jorge Cardeña Licona, quien añadió que el mes cerró con una inflación del 6.1 por ciento.

De entrada, no hay que perder de vista que, en la primera quincena de abril, la inflación en Yucatán alcanzó su nivel más alto en los últimos dos años.

De acuerdo al Índice Nacional de Precios al Consumidor, en Yucatán la inflación fue de un 5.97 por ciento a tasa anual, con un incremento de un 3.64 por ciento en comparación con el año pasado.

Así es que la primera quincena de abril fue la más cara del año. En 2020 fue agosto el mes que obtuvo esta no muy agradable distinción, con una inflación de un 4.55 por ciento.

“Hemos tenido una escalada de precios terrible, la canasta básica se fue al alza hasta en un 42%”, dijo el líder del pequeño comercio, quien subrayó que entre los productos que tuvieron un brutal aumento se encuentran las carnes, el huevo, la tortilla y el pan francés, que subió un peso, al igual que el pan dulce. De esta manera, la “barra” quedó a $3.50 en colonias del sur, a 4.50 pesos en el oriente y poniente, y 5 pesos en la zona norte.

Respecto a las carnes, Cardeña Licona destacó que el incremento fue de alrededor de 25 pesos por kilo de puerco, y de 35 pesos el de res.

“Antes comprabas un kilo de puerco en $65 y ahora te cuesta entre 90 y 100 pesos, y si es especial llega a 110 pesos, es demasiado alto”, resaltó el entrevistado y manifestó que el argumento para subir los precios a estos productos es que también se incrementaron los costos de los alimentos para los animales.

En cuanto a las frutas, además del limón, la manzana, las fresas y el plátano registran un alza del 25 por ciento.

A todo esto, el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (Imef) Yucatán, Santiago Pérez Arjona, explicó a este medio que toda esta situación impacta en el poder adquisitivo de la gente, pues ve reducido el ingreso familiar, ya que a las/los jefes de familia no les queda de otra que trabajar más o conformarse con adquirir solo lo que les alcance.

-El tema de los precios de la gasolina y del gas ha afectado directamente a los productos que han sufrido un incremento en sus precios, mientras que las tormentas afectaron la producción de papaya, limón y chile habanero -señaló el especialista en finanzas. Respecto a este punto recordó que de diciembre a marzo las gasolinas aumentaron hasta en un 12 por ciento, mientras que en el gas LP el aumento fue mayor.

Antes de finalizar, el dirigente del Imef destacó que en todo este aumento en combustibles estaría influyendo el tema de las heladas, que este año afectaron a los Estados Unidos, y aunque han pasado varias semanas de esta situación, hay que tener en cuenta que los costos se incrementaron afectando la producción posterior, lo que se refleja en los meses siguientes.

Texto: Manuel Pool / Cortesía

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *