Ansiedades e incertidumbres

RENÉ EMIR BUENFIL VIERA
psicrenebuenfil@gmail.com

¿Qué son las ansiedades sino la falta de certezas sobre el futuro? ¿Por qué nos angustia tanto la incertidumbre de nuestro tiempo? ¿Qué nos quieren decir nuestros cuerpos y cerebros a través de la ansiedad? Quizá necesitemos más inteligencia emocional para manejar, administrar y gestionar nuestros miedos. Tal vez nos conviene soltar algunas cosas, situaciones, personas o recuerdos que nos están dañando. Puede ser que hay que hacerle caso a nuestro cuerpo y parar, repensarnos y reacomodar nuestras emociones.

Si los niveles de ansiedad que manejas han sido demasiado altos por mucho tiempo es hora de salir de modo supervivencia para empezar a vivir de nuevo. Es tiempo de actualizar tu lista de razones para confiar en ti mismo/a, volver a estimar tus cualidades, fortalezas y virtudes que hace tiempo dejaste de apreciar. Ya estuvo bueno de creerte todas esas ideas negativas, pesimistas y catastróficas, hay que empezar a cuestionarlas, confrontarlas y redimensionarlas ahora mismo.

Cultivar las relaciones y hacer comunidad con otras personas que también están aprendiendo a manejar sus niveles de ansiedad te brindará un sentido de pertenencia, te identificarás con sus historias y sentirás que sí te entienden, pues están pasando por lo mismo que tú. Estas comunidades pueden ser presenciales o en línea; están llenas de testimonios, sugerencias y motivación para enfrentar las situaciones que se te presentan de maneras más efectivas.

Encontrar y reencontrarte con actividades que te produzcan paz mental, tranquilidad y serenidad es crucial, hay que hacerlas parte de tu rutina diaria y sacarles el mayor provecho posible. Incluso hay personas que te transmiten esa sensación, es deseable su cercanía y compañía, siempre reflexionando las razones y sin depender emocionalmente de nadie más, pero sí es útil priorizar tu salud mental estos momentos y hacer los cambios que sean necesarios.

Tener una mejor relación con tus miedos y ansiedades puede darse al escribirlos, pintarlos, cantarlos, sacarlos en una actividad física, entrenamiento o deporte, en definitivo la terapia psicológica es un excelente lugar para tratarlos, hasta los medicamentos psiquiátricos o los remedios más naturales pueden ser de gran ayuda dependiendo del caso y lo que estés dispuesto/a a intentar, a veces se requiere un poco de creatividad y apertura mental para encontrar nuevas posibilidades.

Una herramienta efectiva es el diario de gratitud que consiste en escribir por las noches tres cosas que pasaron en tu día por las que estás agradecido/a, la evidencia nos dice que las personas que llevan un diario de gratitud aprenden a darse cuenta de los motivos, detalles y regalos que solemos pasar por alto en un mundo lleno de prisas, pendientes y estresores. La ansiedad tiene muchos mensajes ocultos que nos toca entender cuando nos toca a la puerta, esta condición de vida tiene lecciones de autocuidado, límites sanos y asertividad para ser la mejor versión de ti mismo/a.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *