Asesoran a hombres y mujeres del campo ante las nuevas reglas de operación

Esta organización se encarga de asesorar a agricultores para que puedan solicitar apoyos federales

Las nuevas reglas de operación agraria han ocasionado que la gente que se dedica al campo se quede sin oportunidad de acceder a programas federales, debido al desconocimiento de cómo funcionan estos lineamientos y la falta de asesoramiento por parte de estas dependencias, reconoció Marbella Casanova Calam, titular de la Unión Obrera Peninsular.

Ante esta problemática que enfrenta la gente del campo, en 2010 se creó esta organización que se encarga de asesorar a mujeres y hombres que se dedican a la agricultura, para que puedan solicitar estos apoyos, ya que la gran mayoría no sabe cómo realizar estos trámites.

“Como parte de las nuevas reglas de operación, estos apoyos se entregan de manera directa a las y los productores, pero al desconocer sobre las convocatorias, los documentos que se requieren y la tramitología para poder inscribirse, muchos terminan optando por vender sus tierras”, manifestó.

Indicó que, durante todo ese tiempo, han trabajado con gente del campo de diversos municipios, orientándolos o capacitándolos en temas importantes como es la elaboración de proyectos, cómo aplicar para los programas federales y estatales, además de promover la participación de las mujeres en esta actividad.

“Cada vez son más las mujeres que realizan actividades productivas en el campo, que tienen acceso a créditos y financiamientos para poder comercializar sus productos, logrando una participación económica importante en sus comunidades”, aseveró.

La entrevistada informó que han asesorado a gente de Maxcanú, Muna, Chichimilá, Hocabá, Tekantó, Tixkokob, entre otros municipios.

Lo que mayormente se produce en el estado son los cítricos, pero preocupa la falta de mercados para poder exportar lo que se cosecha en este rubro.

Resaltó que los cambios que se han dado en estas dependencias han originado que tengan que reforzar las capacitaciones y talleres, para que esta gente sepa cómo acceder a estos apoyos y se pueda detonar esta actividad, que se vio afectada por los fenómenos naturales que azotaron el año pasado en la Península.

Casanova Calam expuso que otra problemática que se vive en ese sector, es que algunos proyectos agrícolas no son viables, debido al clima o las condiciones en las que se encuentra la tierra, por lo que al final se termina perdiendo la cosecha.

“De pronto llegan las autoridades y les dicen ‘vamos a sembrar tal cosa’, pero no se le da el seguimiento, o muchos productores han querido sembrar alcatraces, pero el clima de Yucatán no se presta, lo mismo pasa con el chile habanero, no se le da seguimiento, cuando se ha demostrado que si se trabaja puede generar mucha producción”, detalló.

Por último, dijo que lo que mayormente se produce en el estado son los cítricos; sin embargo, otra situación que afecta a este grupo es la falta de mercados para poder exportar lo que se cosecha.

Texto y fotos: Georgina Bacelis / Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *