Aumentarían las peticiones para regular la marihuana en Yucatán

Mérida, Yucatán; 06 de diciembre de 2018 (ACOM).- Ante la primera solicitud de un colectivo para el uso recreativo de la cannabis en Yucatán, podría haber un aumento de peticiones de este tipo por lo que será necesario incrementar la información y la prevención de posibles adicciones, afirmó el director del Centro de Integración Juvenil (CIJ), Víctor Roa Muñoz.

El directivo recordó que el primer amparo en este sentido se dio hace casi cuatro años, el cual fue avalado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), lo cual desencadenó una serie de solicitudes para hacer un uso recreativo o lúdico de la marihuana, algo que se espera que también ocurra en el estado.

“Con esta nueva disposición y la iniciativa del ley para el control y regulación de la marihuana, las solicitudes van a estar al por mayor. Por consiguiente, es probables que haya un incremento del consumo para que luego baje y luego se estabilice”, explicó.

En ese tenor, reiteró que al regularse el uso de cannabis, y ante los casos que desarrollen adicción, el Estado tendría que destinar recursos para fortalecer la prevención de informar y orientar sobre los riesgos del uso de la droga a las personas, así como infraestructura suficiente para atender los casos que requieran de un apoyo médico o psicológico por el consumo.

Recordó que a nivel local, la marihuana es la droga que más consumen los adolescentes, por en encima del alcohol y el tabaco y que cada vez es menor la edad en la que estos la prueban por primera vez por lo que afirmó que el trabajo preventivo también incluye a quienes combaten las adicciones.

“Las asociaciones también tenemos que redoblar el trabajo preventivo, redoblar la información y la consejería para advertir de los riesgos. Se tendría que hacer un trabajo similar al que se hace con el consumo de alcohol y tabaco, dando a conocer las enfermedades que provocan, los problemas y consecuencias del abuso. Se tiene que pensar en esquemas de control para el uso responsable de la cannabis”, apuntó.

Asimismo, afirmó que la sociedad tiene que informarse sobre esta sustancia, además de que dejó en claro que es imperante la preservación de que la marihuana no sea consumida por menores de edad.

Una de las medidas preventivas, propuso, sería aumentar la edad mínimas para comprar sustancias psicoactivas, es decir que pase de 18 a los 21 años de edad.

Esto, según explicó, obedece a que el cerebro termina de madurar a los 25 años por lo que con esta medida, se puede “ganar tiempo para este proceso”.

“Los adultos que tenemos hijos, que somos responsables de menores edad tenemos que ser claros y firmes para evitar que estos caigan en el consumo irresponsable”, finalizó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: