Autobús “activa” la seguridad interna del Congreso

La inmediata intervención del personal de seguridad privada y de los elementos de la SSP evita que el incidente pase a mayores

SIGUE LA MALA RACHA para los camioneros en Mérida: ayer jueves se sumó un incidente más a la lista de percances registrados en el marco de las disputas por el aumento a las tarifas del transporte público en la ciudad, pues una unidad se incendió a las puertas del Congreso del estado, en el periférico de Mérida.

Testigos de lo ocurrido, entre ellos trabajadores del poder Legislativo, manifestaron haber oído una especie de “explosión” antes de que el camión comenzara a llenarse de humo

La explosión de la llanta de un autobús de pasaje urbano, de la ruta Mulsay-Fiscalía, enfrente de la entrada al Congreso del Estado, “activó” los servicios de seguridad interna, quienes apagaron el conato de incendio siguiendo los protocolos de Protección Civil.

La inmediata intervención del personal de seguridad privada y de los elementos de la SSP en el edificio del Legislativo evitó que el accidente pasara a mayores, por lo que pusieron a salvo a los tres pasajeros y el chofer, quienes vivieron momentos de terror tras escuchar el estallido.

Fue alrededor del mediodía cuando un autobús de pasajeros marcado con número económico 150 de la ruta 1 Mulsay-Fiscalía, puso en predicamentos a los pasajeros, chofer y testigos, a la puerta del edificio del Poder Legislativo.

Resulta que un conato de incendio provocó que una de las llantas de la unidad explotara y echara humo, lo que movilizó al personal de emergencia del recinto legislativo.

–Se pegaron sus balatas y eso recalentó el tambor, lo que hizo que estalle la llanta y se empezó a quemar y salió mucho humo– contó uno de los testigos.

Los que sí hay que destacar, dijo, es que el personal de seguridad y los elementos de la SSP reaccionaron a tiempo y con eficacia.

–Eso evitó una tragedia o por lo menos que se quemara el camión, ya que era pocos pasajeros (tres) y todos bajaron a tiempo– afirmó.

.Texto y foto: Esteban Cruz Obando/ Acom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: