Ayuntamiento de Seyé, entre anomalías y escándalos

Habitantes de Seyé señalan que el municipio está totalmente olvidado por parte de su alcaldesa Lizbeth Cauich Puch, pues prevalece la falta de servicios públicos básicos como es la limpieza de calles, alumbrado público, así como obras, y apoyos para los habitantes que están pasando una situación difícil desde que empezó la pandemia, debido a que muchos perdieron sus empleos.

Gente de esa población comentó que si bien, los parques permanecieron cerrados durante varios meses, para evitar contagios de Coronavirus, estos nunca recibieron mantenimiento, por lo que los juegos se están cayendo a pedazos y otros están oxidados con el riesgo de que los menores que acuden a estas áreas de esparcimiento, se puedan lastimar, o en el peor de los casos les dé tétanos.

Consideran que esta ha sido la peor administración municipal que han tenido, pues la munícipe ha demostrado no solo falta de interés para gobernar en el municipio, sino también su inexperiencia para estar al frente de ese cargo.

Destacaron que a pesar de que en Seyé no sufrieron inundaciones como en otros municipios debido al paso de los recientes fenómenos naturales, si se registraron fuertes vientos, que ocasionaron que cayeran árboles y ramas en algunos predios, que dejaron varias afectaciones en sus estructuras, por lo que pidieron apoyo a la comuna, pero no les han dado respuesta.

Las lluvias que dejaron estos huracanes y tormentas tropicales, ocasionaron que las calles se “llenaran” de baches, convirtiéndose en un problema para los conductores, ciclistas, motociclistas y mototaxistas que tienen que esquivar estos “hoyancos” para no caer en ellos.

“En varias ocasiones hemos pedido que se repavimenten las calles, que se mejoren los servicios, pero hasta el día de hoy, la primera edil ha hecho caso omiso, por lo que nos sentimos ignorados” manifestaron los quejosos.

Recordaron que hace una semana Cauich Puch negó el servicio de traslado en ambulancia a un enfermo, con el pretexto de que no tenían chofer, por lo que los familiares de esta persona que estaba en estado convaleciente, tuvieron que pedir favor a parientes y amigos para que pueda ser llevado al centro de salud más cercano.

En días pasados propietarios de negocios de esa población acusaron a policías municipales de extorsionarlos, al intentar cobrarles cuotas sin una razón aparente.

“Es una vergüenza que estos policías, que se supone deben cuidar a la ciudadanía estén amedrentando a la gente, ante la indiferencia de la alcaldesa, quien conoce esta situación y ha hecho “oídos sordos” a estas denuncias” subrayaron.

La administración de esta funcionaria municipal ha estado “plagada” de anomalías y escándalos, pues en agosto pasado se hizo una vaquería, la cual se dijo que sería en línea, sin embargo, terminó convirtiéndose en una reunión a la que asistieron invitados, incluso de otros municipios, olvidando que aún estaban en pandemia, y que incluso según declararon ciudadanos, violaron las medidas sanitarias como es el uso de cubrebocas y la sana distancia.

Texto: Redacción.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *