Caos, violencia y desesperación en la frontera sur

¡Sí se puede, sí se puede!, gritan los cientos demigrantes centroamericanos que entran a México en busca de ingresar a Estados Unidos

Integrantes de la Caravana Migrante rompieron el cerco de seguridad desplegado en la frontera con Guatemala para impedir su acceso a México y después del mediodía de ayer empezaron a entrar masivamente a tierra azteca.

La caravana, integrada por entre 3,000 y 7,000 personas, partió el sábado de Honduras y está formada por migrantes de ese país, Guatemala y El Salvador, que huyen de la pobreza e inseguridad, algunos tienen como destino Estados Unidos, a pesar de las repetidas amenazas del presidente Donald Trump de no dejarlos entrar, ante lo cual unos buscarán quedarse en México.

Encabezados por mujeres y niños, hombres iban detrás de este contingente para pasar de Tecún Umán a Ciudad Hidalgo, Chiapas. El área cruza el río Suchiate.

Los hondureños llegaron a la Garita de Migración, donde se les revisaría su documentación a unos 100 que habían pasado antes. Durante la movilización, los hondureños comenzaron a cantar.

Al cruzar del lado mexicano, mujeres y pequeños cayeron al suelo, por lo que resultaron heridos.

Ante el avance de la caravana, el gobierno mexicano reforzó la vigilancia en la frontera sur, pero no logró contener el avance de los migrantes, que se dio sin violencia. Debido a que policías federales replegaron a otros grupos, la acción enardeció al contingente y les comenzaron a lanzar piedras.
Funcionarios los exhortaban a conservar la calma.

Previamente, un cerco de agentes de la Policía Nacional de Guatemala impedía el paso a México a los integrantes de la caminata, pero fueron superados en número y finalmente tuvieron que ceder a los empujones.

Los migrantes ingresaron corriendo para no ser detenidos por elementos de seguridad.

“¡Somos hondureños, no somos traficantes, somos inmigrantes!”, gritaban varios mientras avanzaban hacia el cruce fronterizo.
“¡Sí se puede! ¡Sí se puede!”, retaban otros.

Primero pasaron sobre el portón los niños y las mujeres subiéndose a jeeps militares. Luego un grupo de hombres jóvenes comenzaron a tirar violentamente de la barrera y finalmente lograron derribarla, lo que permitió el paso de una marejada de personas que iban cantando “Sí se pudo”.

“Fuimos agredidos”

Manelich Castilla, comisionado de la Policía Federal, señaló: “Fuimos agredidos de manera muy fuerte por personas que se encontraban ya del lado de México, con cartones, con piedras. Tenemos compañeros lesionados”.

Por su parte, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, denunció que los miles de hondureños de la caravana migrante entraron “por la fuerza” y “de manera violenta” a México hiriendo a policías e incumpliendo el acuerdo de que accederían en grupos pequeños.

Según Navarrete, las autoridades mexicanas habían llegado a un pacto con los migrantes para que entraran a México de manera “ordenada” en grupos de entre 50 y 100 personas para ser revisados y permitir su entrada de manera “documentada”, pero la caravana “incumplió” el acuerdo.

“Ellos lo aceptaron pero hace unos minutos, de manera violenta, un grupo de cientos de personas hondureñas trataron de entrar a México por la fuerza y han lastimado a policías mexicanos”, denunció Navarrete, después de que la caravana atravesó la valla fronteriza.

El funcionario aseveró que la entrada a México estuvo organizada por “grupos específicos” que pusieron por delante a mujeres embarazadas y niños, lo que definió como “un acto atroz”.

“Desde luego la policía jamás violentará a niños o a mujeres embarazadas”, añadió.

Señaló que esto ha supuesto una “ruptura del acuerdo” que habían adoptado con el Gobierno mexicano que, según Navarrete, ha velado por ellos y se ha “enfrentado a cualquier amenaza o presión de países distintos, especialmente Estados Unidos”, país que amenazó con cerrar su frontera con México para impedir el acceso de los migrantes.

Por ello, el secretario pidió “por favor” a los migrantes que “regresen al diálogo que habíamos tenido” para que el Gobierno pueda “respaldar la caravana” bajos sus leyes migratorias.

Solicitó que se presenten ante las autoridades migratorias mexicanas para que estas puedan tomar su documentación y evitar que los migrantes “estén sujetos a irregularidades”.

El río de migrantes ingresó al país desde la guatemalteca ciudad de Tecún Umán, después de forzar la valla fronteriza que divide ambos países.

La valla se quedó abierta durante aproximadamente media hora hasta que fue cerrada por las autoridades guatemaltecas, si bien aceptaron las peticiones de varios integrantes de la caravana que quedaban dispersos después de que pasó el grueso de los migrantes.

Agradezco a México por detener a migrantes criminales: Trump

El presidente de EU, Donald Trump, ofreció una conferencia de prensa luego del violento ingreso que realizaron integrantes de la caravana migrante en la frontera México-Guatemala.

En el mensaje comunicó que si llegan a la frontera sur de Estados Unidos alistarán al ejército para impedir que entren.

“Por el momento, agradezco a México. Pero si eso no funciona, llamaremos a los militares, no a la Guardia (Nacional)”, señaló.

Desde hace varias semanas, el presidente Trump amenazó a varios países sobre las consecuencias de dejar pasar a la caravana migrante en su camino a los Estados Unidos.

Texto y fotos: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *