Caravana se localiza a 15 kilómetros de Tapachula

A lo largo de la carretera por donde transitan los hondureños, las familias han salido con alimentos, agua y ropa para las familias

LOS MILES de hondureños que salieron 15 minutos antes de las 06:00 horas del parque central de Ciudad Hidalgo, han recorrido hasta la tarde de ayer, 23 kilómetros y aun les falta por recorrer 15 hacia Tapachula.

Con una temperatura de hasta 30 grados, los hombres, mujeres y niños, hacen escala en algunas casas y bajo árboles, pero mucho de ellos manifiestan cansancio, pero aún así, han rechazado el llamado de la

Policía Federal para abordar los camiones que pretenden llevarlos a la Expo Tapachula, donde se ha acondicionado un albergue.

La Policía Federal a través de altavoces recorre la columna de varios kilómetros para informar a los hondureños que se suban a los camiones, con el fin de llevarlos al albergue, pero los extranjeros han rechazado la medida, porque temen ser deportados.
Incluso una joven de Honduras, que partió de Ciudad Hidalgo, con la ayuda del Instituto Nacional de Migración (INM), el pasado jueves, pidió a sus connacionales a que aborden los camiones que se encuentran en el punto conocido como Kilómetro 10, en la vía que lleva a Tapachula.

A lo largo de la carretera por donde transitan los hondureños, las familias han salido con alimentos, agua y ropa para las familias.

La caminata ha diezmando a los niños, muchos de ellos que piden alimento o agua.
Algunos automovilistas y camioneros han subido a algunos de los extranjeros, para alcanzar la carretera que los lleva al punto donde se encuentran la Policía Federal.

En la caminata viajaban miembros de organismos civiles y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México permanecen en la frontera sur para repartir víveres y brindar atención médica a los integrantes de la caravana migrante.

A través de la implementación del Plan Marina los navales repartieron comida y agua a los migrantes centroamericanos que permanecen en la línea fronteriza esperando a que los dejen ingresar a México.

La Marina contabilizó 950 raciones de comida preparadas y 1,400 botellas de agua de medio litro entregadas.

Además, han brindado atención médica a quienes así lo requieren. En total, la Marina ha contabilizado 94 consultas.

Ante la llegada de la caravana migrante, desde el miércoles pasado fueron desplegados más de 200 elementos de la Policía Federal para reforzar la frontera sur.

El viernes la caravana llegó a la línea fronteriza donde cientos de migrantes derribaron las vallas instaladas en el puente fronterizo lo que dejó diversos elementos federales y civiles heridos.

Texto y foto: El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *