Choferes de transporte siguen con bajos ingresos

Debido a la pandemia del COVID-19 uno de los sectores que ha sido más golpeado es el del transporte público, esto debido a la reducción de la movilidad como medida para prevenir contagios, lo cual ha afectado en su mayoría a choferes de camiones, combis y taxis del puerto de Progreso.

A poco más de un año que inició la contingencia sanitaria en el estado, los choferes de estas unidades reportan que durante ese tiempo se han mantenido bajos en cuanto la cantidad de pasajeros y por ende de ingresos,  pues no han llegado en ningún mes al 100% del pasaje habitual.

En el caso de camiones y combis un gran porcentaje de sus ingresos provenía de los tiempos escolares, pues tanto en las mañanas como al medio día y tardes tanto estudiantes como madres y padres de familia hacían uso constante de este servicio; sin embargo, al restringirse las clases presenciales esta movilidad también se perdió, dejando a los transportistas con una merma significativa en sus ingresos.

Si bien el transporte urbano no se detuvo y cada una de estas unidades adoptó las medidas sanitarias pertinentes, la cantidad de pasajeros se redujo notablemente, situación que ha permanecido durante un año.

A pesar de esta situación, los choferes siguen adelante ofreciendo el servicio y esperan poder obtener ingresos para sus familias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *